Piden extradición embajador español Cajal por asalto legación

Por lunes 24 de octubre, 2005

Guatemala, 24 oct (EFE).- Familiares de María Rivas de Anleu, ex secretaria del embajador español Máximo Cajal, muerta durante el asalto a la legación diplomática de ese país europeo en Guatemala en enero de 1980, demandaron hoy judicialmente la captura y extradición del diplomático.Rodolfo Anleu, esposo de la víctima, dijo hoy a periodistas que cuenta con "suficientes evidencias" que demuestran que Cajal "fue cómplice" de ese sangriento hecho, "por haber permitido el ingreso de los campesinos" que ocuparon la sede diplomática el 31 de enero de 1980.

Ese día, un grupo de campesinos del departamento occidental de Quiché, acompañados por estudiantes y obreros, ocupó pacíficamente la misión española para pedir el cese de la violencia gubernamental que azotaba a esa zona indígena del país.

En respuesta a esa ocupación, las fuerzas de seguridad del Estado asaltaron la sede diplomática y provocaron la muerte de 38 personas, muchas de ellas abrasadas en el incendio que se declaró en el interior.

En el incendio fallecieron, entre otros, el cónsul español Jaime del Arbol, el ex vicepresidente de Guatemala, Eduardo Cáceres, el ex canciller Adolfo Molina, la secretaria de Cajal, María Rivas de Anleu, y Vicente Menchú, padre de la Premio Nobel de la Paz 1992, Rigoberta Menchú Tum.

Sólo el embajador Cajal, y el campesino Gregorio Yujá sobrevivieron al fuego, aunque luego este último fue secuestrado en el hospital en el que fue ingresado y asesinado.

Asesorado por el abogado Walter Robles, Anleu presentó hoy ante un juzgado de Guatemala una demanda penal en contra de Cajal, a quien acusa de los delitos de "plagio, incendio agravado, estrato y asesinato múltiple", por los que pide se ordene su captura y extradición para que sea juzgado en el país por esos hechos.

"Yo lo que busco es justicia. Mi esposa era asistente de Máximo Cajal, y ella me llamó (por teléfono) para decirme que él (Cajal) había permitido el ingreso de los campesinos" a la sede diplomática, aseguró Anleu minutos después de entregar la demanda ante el juzgado guatemalteco.

Robles precisó que durante el proceso judicial "vamos a demostrar que Cajal actúo con premeditación y planificó la toma (de la sede diplomática), por ellos invitó al ex vicepresidente y al ex canciller. Permitió el ingreso de los campesinos a sabiendas de que llevaban armas y sustancias inflamables".

La demanda penal también esta dirigida contra del ex presidente guatemalteco Romeo Lucas García (1978-1982) y el ministro de Gobernación durante ese mismo período Donaldo Alvarez Ruiz, a quienes imputa los cargos de incumplimiento de deber, asesinato y allanamiento.

Alvarez Ruiz fue declarado "prófugo de la justicia" desde diciembre del año pasado cuando el juez de la Audiencia Nacional de España, Fernando Grande-Marlaska, cursó a México (país en donde se presume radica) una orden internacional de captura en su contra, por su presunta responsabilidad en el asalto a la embajada.

En tanto que en junio pasado, la justicia venezolana rechazó la solicitud de la Audiencia Nacional de España de extraditar a Lucas García, quien vive en ese país desde hace 20 años, bajo el argumentó de que no fue presentada en el tiempo establecido la documentación adicional que le fue requerida para iniciar el proceso de extradición.

Ambas capturas fueron solicitadas ante la justicia española en diciembre de 1999 por Menchú Tum, quien acusa a estos y otros ex altos cargos guatemaltecos de los delitos de genocidio, terrorismo de Estado y torturas, cometidos contra miles de guatemaltecos durante la guerra civil que vivió Guatemala entre 1960 y 1996.

La demanda promovida por Menchú también esta dirigida en contra de los generales Benedicto Lucas García y Aníbal Guevara.

Así como los ex presidentes de Guatemala y generales golpistas Efraín Ríos Montt (1982-1983), que en 1977 fue agregado militar en la embajada en Madrid, y Oscar Mejía Víctores, quien gobernó el país centroamericano entre 1983 y 1986.