Pinochet cerca de ser procesado por corrupción

Por miércoles 19 de octubre, 2005

Santiago de Chile,(EFE).- Augusto Pinochet quedó hoy a las puertas de ser procesado por corrupción al retirarle la Corte Suprema de Chile la inmunidad como ex gobernante, para que sea investigado por fraude tributario y otros delitos.

El máximo tribunal chileno autorizó así una investigación sobre algunas declaraciones de impuestos de Pinochet que están incompletas y una declaración de bienes ante notario que hizo al retirarse de la Presidencia en 1990 y que se sospecha que puede ser adulterada.

También se investigará al ex dictador por la presunta falsificación de pasaportes y de documentación fiscal de la Subsecretaría de Guerra para acreditar ingresos.

El fallo fue confirmado a los periodistas por dos de los jueces supremos, al término de una reunión del plenario del tribunal.

Oficialmente, un portavoz judicial dijo que por el momento no se entregará la resolución en detalle, debido a que los jueces votaron por separado cada una de las imputaciones que se formularon contra Pinochet tras el descubrimiento de sus millonarias cuentas secretas en el extranjero.

La Corte Suprema desestimó una cuarta imputación, relativa a acciones tendentes a eludir el embargo decretado por el juez español Baltasar Garzón en 1998, cuando estuvo detenido en Londres, que fue aprobada en primera instancia por la Corte de Apelaciones de Santiago el pasado 7 de junio.

El desafuero de Pinochet fue solicitado, a petición de los querellantes, por el juez Sergio Muñoz, que investigaba el origen de la fortuna del ex gobernante (1973-1990) desde mediados de 2004, tras el descubrimiento de las cuentas secretas del ex dictador en el Banco Riggs de EEUU.

Muñoz asumió ayer, martes, como nuevo integrante de la Corte Suprema y se esperaba que hoy se designara a un nuevo juez para el caso, pero ello no ocurrió.

El juez, antes de asumir su nuevo cargo, pidió a la Corte de Apelaciones otro desafuero de Pinochet, a fin de investigarlo por malversación de fondos públicos a través del desvío de dineros de la llamada "Casa Militar" de su régimen a sus cuentas personales.

Durante su investigación, Muñoz procesó como cómplices de los delitos atribuidos a Pinochet a su esposa, Lucía Hiriart Rodríguez, a su hijo menor, Marco Antonio, a su ex albacea Oscar Aitken y a su secretaria privada, Mónica Ananías.

También logró acreditar que a través del manejo de sus cuentas en el extranjero el jubilado general acumuló una fortuna calculada hasta ahora en 27 millones de dólares.

La defensa de Pinochet, que sostiene que la suma es de unos 12 millones de dólares, ha argumentado que el origen de ese dinero es legítimo y proviene de ahorro, inversiones y "donaciones".

También ha señalado que el ex dictador no puede ser enjuiciado por razones de salud, pues sufre una "demencia subcortical" que le impide afrontar de manera coherente los requerimientos judiciales.

La salud de Pinochet le ha servido antes para eludir juicios por violaciones de los derechos humanos, pero este argumento ha quedado en tela de juicio al comprobarse que hasta el año pasado continuó manejando sus finanzas.

Según el Consejo de Defensa del Estado (Fiscalía), una parte de la fortuna de Pinochet, concretamente unos diez millones de dólares, corresponde a comisiones por tráfico de armas.

La abogada del organismo, María Teresa Muñoz, sostuvo en los alegatos de la semana pasada que podrían ser fondos relacionados con negocios realizados por el Ejército y las Fuerzas Armadas.

Otro de los querellantes, Alfonso Insunza, recordó que Pinochet por concepto de sueldos y dietas en toda su vida recibió 661 millones de pesos, un poco más de un millón de dólares, por lo que atribuyó el resto a dineros "mal habidos".

El de hoy fue el cuarto desafuero de Pinochet aprobado por el máximo tribunal.

Actualmente Pinochet está sin inmunidad por su responsabilidad en la Operación Colombo, que encubrió la desaparición de 119 opositores en 1975.

Tras conocerse la resolución de hoy, la abogada querellante Carmen Hertz afirmó que el nuevo juez del caso debería procesar de inmediato a Pinochet, "pues es lo que corresponde".

"Esperamos también que la impresentable tesis de su supuesta locura no impida el avance de la investigación, ni la acción de la justicia, porque sería un bochorno mundial", concluyó. EFE