Pinochet: El primer gobernante chileno procesado por corrupción

Por miércoles 23 de noviembre, 2005

Santiago de Chile, 23 nov (EFE).- El ex dictador chileno Augusto Pinochet fue procesado hoy por delitos derivados del descubrimiento de sus cuentas secretas en el exterior, con lo que se convirtió en el primer gobernante de este país enjuiciado por corrupción.

El otrora poderoso gobernante de facto, que juró que bajo su régimen no hubo corrupción, se enfrentará a partir de hoy a un nuevo laberinto judicial en el que deberá explicar el origen de su cuantiosa fortuna, calculada hasta ahora en 27 millones de dólares.

Durante la investigación que inició en julio de 2004 el juez Sergio Muñoz, que dejó el caso en octubre pasado al ser ascendido a la Corte Suprema, también se logró acreditar que el ex jefe militar evadió impuestos por valor de 2,4 millones de dólares.

Esta es la tercera vez que el ex dictador es procesado, pero la primera por delitos de corrupción.

En las dos ocasiones anteriores fue enjuiciado por casos de violaciones a los derechos humanos, procesos que al fin eludió por un diagnóstico de "demencia subcortical" que le ha servido hasta ahora para eludir decenas de querellas entabladas por las víctimas del régimen que dirigió con mano de hierro entre 1973 y 1990.

En el ocaso de su vida, a punto de cumplir 90 años, con el vigor debilitado y casi sin seguidores, Pinochet vuelve a estar en el centro de una encrucijada judicial, pero esta vez más solo y desprestigiado, sobre todo por las acusaciones de enriquecimiento ilícito que han sorprendido especialmente a sus partidarios.

Antes de procesarlo, el juez Carlos Cerda, famoso por su minuciosidad, lo sometió a cuatro interrogatorios en los que le preguntó sobre las cuentas que se le descubrió en el Riggs Bank durante una investigación del Senado de EEUU, en julio de 2004.

Pinochet explicó al magistrado que creó estas cuentas en el extranjero ante la "persecución" a que lo sometió el juez de la Audiencia Nacional española Baltasar Garzón, que logró su detención durante 503 días en Londres, desde el 17 de octubre de 1998.

El ex dictador aseguró al juez que, si bien "toda" su vida ha sido un hombre "correcto y ahorrativo", buscaba formas de incrementar su patrimonio.

Agregó que en todo caso, sus finanzas y las declaraciones de impuestos estaban a cargo de sus secretarias, contadores y abogados y que él no conocía los detalles de las operaciones.

Estas explicaciones no convencieron al magistrado, que hoy lo procesó por evasión tributaria, omisión de bienes en su declaración jurada, falsificación de instrumento público y de pasaportes, y ordenó su arresto domiciliario.

La investigación de los manejos financieros de Pinochet y su familia surgió después de que el Senado de EEUU revelara la existencia de millonarias cuentas secretas en el Riggs Bank a nombre del militar, de su esposa Lucía Hiriart y algunos de sus hijos.

Ya están procesados como cómplices de evasión tributaria su esposa, su hijo menor, Marco Antonio, su ex albacea Oscar Aitken y su secretaria privada, Mónica Ananías.

El 19 de octubre pasado, la Corte Suprema despojó a Pinochet de su inmunidad como ex gobernante para ser procesado en este caso.

El enjuiciamiento de Pinochet había sido solicitado formalmente el pasado lunes por los abogados de la acusación particular Carmen Hertz y Alfonso Insunza, petición a la que se sumó hoy el Consejo de Defensa del Estado (Fiscalía).

Los abogados de la Fiscalía han señalado ante la Corte que una parte de la fortuna de Pinochet, concretamente unos 10 millones de dólares, corresponde al pago de comisiones por tráfico de armas.

En este caso, la defensa de Pinochet ha solicitado que el nonagenario general, que padece diabetes y usa marcapasos, sea exonerado otra vez por razones de salud.

Según el procedimiento, el juicio al ex dictador deberá ser elevado a la Corte de Apelaciones, ante la cual deberán alegar la acusación y la defensa, situación que se repetirá luego ante la Corte Suprema.

El primer proceso contra Pinochet incoado por el retirado Juez Guzmán por 75 crímenes de la "caravana de la muerte", en el que el militar fue sobreseído, se prolongó más de un año.

El abogado de Pinochet, Pablo Rodríguez, anunció que apelará la resolución y reiteró que su cliente es víctima de una persecución por parte del marxismo internacional.

El procesamiento de Pinochet fue recibido con alegría por sus detractores, con neutralidad por el gobierno, mientras sus escasos adherentes lo lamentaron. EFE

Pinochet arrestado en su casa y procesado por cuatro delitos

Los cuatro delitos por los que ha sido procesado hoy Augusto Pinochet son evasión tributaria, falsificación de instrumento público, falsificación de pasaportes y omisión de bienes en su declaración jurada.

El juez fijó su arresto domiciliario en su casa de La Dehesa, en el oriente de Santiago.

El texto de la resolución del juez Carlos Cerda especifica que Pinochet fue procesado por evasión tributaria, por falsificación de cuatro pasaportes, falsificación y utilización de membretes de la subsecretaría de Guerra para identificar sus bienes ante el Banco Riggs y por declarar falsamente sus bienes ante notario en 1989.

La resolución, que fue notificada al ex dictador por la secretaria de la Corte de Apelaciones, Silvia Papas, es analizada por la defensa del general retirado, que el viernes próximo cumplirá 90 años.

El procesamiento de Pinochet fue solicitado este lunes por los abogados de la acusación particular, Carmen Hertz y Alfonso Insunza, petición a la que se sumó esta mañana el Consejo de Defensa del Estado (Fiscalía).

El juez adoptó esta decisión después de haber realizado cuatro interrogatorios a Pinochet entre el 8 y el 17 de noviembre, con el fin de desenredar la intrincada red de sus manejos financieros en el exterior y tras declararlo mentalmente apto para afrontar un juicio.

El juez Cerda otorgó también la libertad provisional al ex dictador (1973-1990), bajo fianza de 12 millones de pesos (alrededor de 22.000 dólares), aunque este beneficio debe ser revisado por la Corte de Apelaciones de Santiago y hasta que ello ocurra Pinochet seguirá bajo arresto domiciliario.

La investigación judicial determinó que la fortuna de Pinochet, repartida en cuentas bancarias en distintos países, asciende a 27 millones de dólares. EFE