Plaza del buhonero, arquitectura y espacios urbanos

Por Carlos Luis Baron lunes 6 de febrero, 2012

La alcaldía de Santiago inaugurara el 9 de enero del presente año la Plaza del Buhonero Lorenzo Vargas, ubicada en el entorno del Mercado Modelo, esta es una obra de gran trascendencia porque desarrabalizara la ciudad, permitiendo que los buhoneros, los vendedores ambulantes tengan un espacio digno y con estándar moderno.

La obra alojara a mas de 220 vendedores ambulantes, y se levanta a un costo global de 25 millones de pesos, facilitando el retiro de los tarantines de las vías del casco urbano, resolviéndose así el problema del hacinamiento y congestión vial en la calle Del Sol y vías aledañas.

El proyecto cuenta con el respaldo de la Asociación de Dueños de Tiendas del Centro Histórico de esta ciudad y la Asociación de Buhoneros, el Gobierno Municipal convertirá el centro histórico en un espacio en el que se realicen grandes negocios, así como un lugar donde se lleven a cabo veladas artísticas y eventos culturales, para darle mayor esplendor a dichas actividades nocturnas se convertirá de 6 a 12 de la noche, la calle Del Sol, desde la 30 de Marzo hasta la San Luis, en área peatonal.

El alcalde Gilberto Serulle tiene claro de que la ciudad tiene que responder fundamentalmente a la convivencia de los ciudadanos a la vez que promueve el desarrollo económico. Es hacer de Santiago y su entorno histórico un lugar para vivir, para disfrutar, para hacer negocio, y no para huir.

Con este rescate de la ciudad, del entorno histórico, con este proyecto, el alcalde Gilberto Serulle, su Gobierno Municipal le ha dado una mayor participación a los movimientos vecinales de la sociedad civil en la organización y administración de la ciudad, creando una mayor conciencia de los gestores municipales, para que ejerzan su competencia urbanísticas atendiendo prioritariamente los intereses de los ciudadanos.

Con esta obra se recupera la riqueza de la vida urbana como lugar privilegiado para las relaciones sociales, destacando sus funciones y utilidad cultural, simbólica y turística. Esa multifuncionalidad es un rasgo que le otorga identidad propia a los centros históricos de las ciudades.

Dentro de un concepto claro de ciudad de los nuevos tiempos, el alcalde Serulle, al rescatar el casco urbano de Santiago reafirma el valor de que los centros históricos son depositarios de una parte importante de la memoria de la ciudad, por lo que deben considerarse como realidades vivas y parte fundamental de nuestro sistema urbano.

Por ello la innovación en la intervención del centro histórico de Santiago se sitúa alrededor de la búsqueda de nuevos equilibrios que, siendo respetuoso de los valores urbanístico, culturales, sociales y funcionales de la ciudad del pasado, den respuesta a los problemas y necesidades de nuestro tiempo.

El autor es periodista