¿Podemos ir a la quiebra en la RD?

Por Carlos Luis Baron viernes 27 de julio, 2012

La gran mayoría de las personas piensa que los Estados no pueden ir a la quiebra, por lo menos eso nos hacían creer los políticos para tener la gran excusa de endeudar el país de manera irresponsable. Los países pueden ir a la quiebra si permiten que sus gastos deficitarios estén fuera de control y ya no puedan ser capaces de pagar sus intereses y retornar a los acreedores el dinero tomado prestado.

Dijo la Canciller alemana Angela Merkel, recientemente en un evento de banco privado en Frankfurt. "Hay un rumor de que los Estados no pueden ir a la quiebra", "Este rumor no es cierto." Estos comentarios de Merkel pueden ser leídos como una advertencia de que los países deben mantener sus gastos bajo control. En el caso de nuestro país, si el gobierno dominicano va demasiado lejos, y sigue endeudándose con la velocidad de los últimos 8 anos la economía podría enfrentarse a la insolvencia a y quebrar.

En un estudio realizado por el Fondo Monetario Internacional, en los Estados Unidos, Los economistas Carmen Reinhart y Kenneth Rogoff investigaron las crisis financieras de los últimos 800 años y llegaron a la conclusión de que las bancarrotas estatales son un "fenómeno universal" es tan así que según este estudio muchos países de hecho han ido a la quiebra más de una vez. Entre 1500 y 1800, Francia se declaró insolvente en ocho ocasiones. España entró en quiebra en siete ocasiones durante el siglo 19.

Está claro que sí que podemos quebrar, y no solo eso sino, que cuando un país quiebra llega el caos y miseria para los ciudadanos, cuando los países quiebran o están en default o necesitan ser rescatado para utilizar los términos característico de esta situación, los más afectados como siempre serán las clase media y los pobres, que al final son los que sufrirán el embate de la inflación, del aumento de impuestos, los recortes de salarios y la puesta en juego de sus pensiones.

Recordemos el caso de Argentina, casi todos los noticieros del mundo transmitían imágenes de las personas irrumpiendo en las casas y negocios para buscar algo de comer, la violencia arropo la ciudad, el gobierno perdió total control de la situación, los inversionista huyeron, los ricos sacaron sus fortunas y los políticos con sus cuentas en Suiza no fueron afectado por tal situación. Sin embargo 18millones de personas pasaron a estar por debajo de la línea de la pobreza. El Estado debía casi 200,000 millones de dólares, el equivalente al 79% del PIB y solo disponía de 10.000 millones de dólares en reservas en divisas. Había quebrado Argentina no tenia con que pagar.

Los dominicanos debemos vernos en ese espejo, y en los espejos de países como Irlanda, Grecia y Portugal donde los paros, el descontento y la pobreza aumentan cada día más. Todos los países pueden quebrar, si no manejan con responsabilidad las finanzas públicas, los déficits que hemos tenido en los últimos 4 años son un record histórico para nuestro país. Aprovechemos este “nuevo” gobierno empecemos por exigir un cambio de modelo económico, donde los sectores productivo nacionales sean más competitivo y transformen nuestro país en una industria nacional de exportación que generen divisas y mayor poder adquisitivo a nuestro ciudadanos.

Es tiempo de convertirnos en fiscalizadores y preocuparnos por lo que está sucediendo con el dinero de nuestros impuestos. La constitución de la república en su artículo 246, dice que “El control y fiscalización de los fondos públicos se llevara a cabo por el Congreso Nacional, La Cámara de Cuentas, la Contraloría General de la República, en el marco de su respectiva competencias, y por la sociedad a través de los mecanismo establecidos en las leyes”. Como todos sabemos el Congreso está bajo el control de un partido (PLD), la Cámara de Cuenta del mismo partido (PLD) y la Contraloría también del (PLD).

¿Dejaría usted su negocio en mano de una persona, y que esa misma persona lleve la contabilidad y decida donde va a gastar su dinero? ¿Permitiría usted que esa misma persona, fiscalice esas cuenta y le diga si el uso que se le dio a su dinero fue apropiado o no? ¿Le importa a usted o no le importa lo que sucede con su dinero? ¿Qué pasaría si alguien toma mucho dinero prestado y luego es usted o sus hijos quienes tienen que pagar?

Estas preguntas son única y exclusivamente para que reflexionemos, la situación actual es muy delicada si no vigilamos lo que están haciendo los políticos con nuestro dinero es probable que el futuro de nuestros hijos se convierta en una pesadilla. Convirtámonos en Atalaya, que cada dominicano sienta preocupación por cada centavo que ingrese o egrese a las arcas del estado, porque bajo el control de un solo partido en esto momento no tenemos garantía de austeridad y control del gasto, y como ya todos sabemos los países pueden quebrar, no queremos que esto nos suceda a nosotros.