Policía dispersa protesta de afectados por escándalo cooperativa

Por martes 18 de octubre, 2005

Puerto Príncipe (Haití),(EFE).- La policía dispersó hoy por la fuerza a cientos de manifestantes en el centro de Puerto Príncipe, que exigían al Gobierno la devolución del dinero que invirtieron en una cooperativa que ya ha desaparecido.

La manifestación tuvo lugar frente a las oficinas de una cooperativa de inversión creada por el Gobierno del ex presidente Jean-Bertrand Aristide en 2001.

"Verdaderamente es difícil saber cuál es la cantidad exacta de dinero que se ha robado porque hasta ahora todavía estamos en la fase de compilar datos de todos los afectados, pero por mi parte puedo asegurar que he perdido 100.000 gourdes" (2.370 dólares), comentó a EFE Areize Godart, uno de los portavoces de los afectados.

"Mientras el actual gobierno provisional de Gerard Latortue no resuelva este problema, no negocie con nosotros y nos ofrezca una solución definitiva, es decir una indemnización por todo lo que hemos perdido, continuaremos con las manifestaciones y las protestas", agregó.

El escándalo de la cooperativa se inició en el año 2003 cuando se descubrió la desaparición de unos 12 millones de dólares de sus cuentas.

La mayoría de este dinero procedía de pequeños inversores que fueron atraídos por las excelentes condiciones que ofrecían la recién creada cooperativa inversora en Puerto Príncipe.

En el año 2001, el depuesto presidente haitiano Aristide, hoy exiliado en Sudáfrica, animó a sus compatriotas a invertir dinero en cooperativas creadas desde el Ministerio de Finanzas haitiano, que ofrecían un interés del 12 por ciento mensual a cualquier inversor por pequeña que fuera la cantidad invertida.

La campaña publicitaria fue muy fuerte en todo el país e incluso se recurrió al artista Sweet Micky, Michel Mately, uno de los cantantes de kompa (música tradicional haitiana) más famosos del país para atraer a los inversores en múltiples anuncios de televisión.

Gran parte de los afectados son humildes, pequeños comerciantes y campesinos que decidieron invertir sus ahorros confiando en la seguridad que ofrecía el entonces presidente y algunos de sus colaboradores en el Ministerio de Finanzas.

Sus testimonios son múltiples pero todos tienen un denominador común: la frustración de haber sido engañados y haber perdido importantes cantidades de dinero.

Latortue ha realizado durante las últimas semanas imprecisas declaraciones sobre como se puede resolver este problema heredado, llegando a ofrecer hasta 100 millones de Gourdes (unos 2,5 millones de dólares) para los afectados que posteriormente redujo a la mitad alegando que el estado haitiano no está en este momento en disposición de poder ofrecer más dinero.

Pese a las reiteradas peticiones de los afectados y las sucesivas protestas y reclamaciones, desde el Ministerio de Finanzas se afirma que Haití no puede pedir en este caso ayuda económica a la comunidad internacional para resolver un problema interno heredado del anterior ejecutivo.

Una de las mujeres afectadas por el escándalo de las cooperativas en Puerto Príncipe, Michelle, explicó a EFE que "Aristide nos pidió el dinero, ahora su gobierno ya no existe y el dinero ha desaparecido".

"Latortue nos aseguró que habría 100 millones de Gourdes para indemnizaciones y después rebajó su oferta a 45 millones, trasladando los 55 restantes al Consejo Electoral Provisional que está organizando las elecciones, lo que demuestra que todos los políticos haitianos son iguales, unos mentirosos de los que no nos podemos fiar", dijo esta haitiana.

"A mi personalmente ya no me importa lo que digan los líderes de este país, yo solamente pienso en dar de comer a mis hijos, que puedan ir a la escuela y poder pagar la renta de mi casa y ahora no puedo porque me han robado todos mis ahorros", agregó.

Tras dos horas de concentración, la Policía Nacional Haitiana (PNH) disolvió la manifestación "porque es una marcha ilegal que no estaba autorizada", según declaró a EFE uno de los policías al mando del dispositivo de seguridad.

Un grupo de abogados está trabajando con los afectados para intentar abrir un proceso judicial que resuelva adonde fue a parar el dinero desaparecido. EFE