Política migratoria del Estado dominicano

Por Carlos Luis Baron martes 19 de junio, 2012

El tema migratorio en la República Dominicana, es un tema que siempre ha ocupado el interés de la opinión pública. El estado dominicano duró casi 10 años en promulgar, y poner en vigencia el reglamento 631-11, que viene a darle ámbito de aplicación a la ley 285-04, “Sobre Migración”.

En octubre del año pasado, cuando fue promulgado dicho reglamento, yo había adelantado que cuando entrara en vigencia, y se empezara aplicar dicha legislación, eso iba a traer como consecuencias una campaña difamatoria, no tanto para la Dirección General de Migración, sino más bien contra el estado dominicano, y esto se debe, a que existen sectores, tanto nacionales como internacionales que no les conviene que en la República Dominicana se organice, regularice, controle, y sobre todo que tenga una eficaz Política Migratoria, especialmente a Estados Unidos, quien dicho sea de paso, es el primer país que no tiene calidad moral para emitir juicios en contra de la Política Migratoria del estado Dominicano.

En octubre del pasado año (2011), cuando la República Dominicana anunció la promulgación del reglamento de migración, recuerdo que la secretaria de estado, de los Estados Unidos, Hillary Clinton, visitó al país, tomando como excusa la donación de 17 millones de dólares a favor del estado dominicano, donde aprovechó la ocasión para anunciar la supuesta preocupación de Estados Unidos con Haití, a lo que cabe preguntarse, ¿Donación o chantaje? Cuando digo que Estados Unidos es el primer país que no tiene calidad moral para criticar la política migratoria, no tanto de República Dominicana, sino de cualquier país del mundo, pues recordemos la controversial y dictatorial ley SB-1070 de Arizona, la ley más persecutoria y racista de toda la historia de los Estados Unidos

CRITICAS ABSURDAS CONTRA LA POLÍTICA MIGRATORIA DEL ESTADO DOMINICANO.

Las organizaciones que supuestamente defienden los derechos de los inmigrantes haitianos se han quejado y han emitido fuertes criticas contra dicho reglamento, tomando como excusa, que es inconcebible la República Dominicana haya iniciado la puesta en vigencia de ley de migración sin una campaña previa en CREOLE.

Lo que parece ser que se les olvida a los directivos de esas organizaciones, es que tanto la ley 285-04, como su reglamento 631-11, no es aplicable solamente a los extranjeros haitianos, es aplicable a todo extranjero que se encuentre en territorio dominicano, tanto haitiano, estadounidense, chino, o del país que usted le quiera poner, en el hipotético caso de que esas organizaciones tuviesen razón en tal absurda excusa, entonces tendríamos que hacer una campaña previa, no solo en CREOLE, sino en TODOS LOS IDIOMAS.

ALTA TASA OCUPACIONAL DE PARTURIENTAS HAITIANAS AFECTA EL PRESUPUESTO DEL ESTADO DOMINICANO.

El 20%, en promedio, de los nacimientos anuales que se producen en la Maternidad San Lorenzo de Los Mina son hijos de haitianas, que en su mayoría llegan al centro asistencial en labores de parto. Así que, de 12,825 nacimientos registrados en 2011; 2,019 fueron de las extranjeras, algunas radicadas en distintas zonas del país y otras procedentes directamente desde Haití. También se contabiliza una muerte materna de un total de siete ocurridas en el centro de salud materno. La proporción de nacimientos para este año es similar.

Los nacimientos de niños haitianos han ido en aumento desde 2009, cuando los hospitales registraron aproximadamente cerca de 1,600 casos; en el 2010 la cifra fue de 1,928. Las autoridades del centro de salud aseguran que el incremento es después del terremoto que afectó a Haití en enero de 2010. En el 2010 nacieron 13,190 bebés y hubo una mortalidad materna de 23, La mayoría de las extranjeras llegan al centro en labores de parto, en condiciones muy avanzadas de gestación, con anemia, trastornos de hipertensión y procesos endocrinológicos severos no tratados que provocan un desenlace final, a veces de muerte.

En términos generales, la maternidad brinda asistencia alrededor de 35,000 mujeres, entre embarazadas y otras especialidades. En general Si a los nacimientos de madres haitianas en el centro de Los Mina se les suman los ocurridos en la maternidad Nuestra Señora de La Altagracia y los principales hospitales públicos con servicios de maternidad, las cifras podrían ser superiores a los 9,000 nacimientos entre partos y cesáreas. Sobre la inversión, datos oficiales establecen que el hospital de Los Mina gasta aproximadamente RD$18,320,000 del presupuesto en maternidad, el cual asciende a RD$70 millones al año entre la subvención estatal y otros ingresos que recibe. Del 2005 al 2008 la inversión total de atención médica del Estado dominicano a pacientes extranjeros fue de RD$1,533,251,026.26. Para este año se estima que sobrepasará los RD$1,000 millones también. Entonces me pregunto, ¿República Dominicana le está violando los derechos humanos a los extranjeros haitianos?

CASO DE NO INSCRIPCIÓN EN CENTROS EDUCATIVOS A INDOCUMENTADOS HAITIANOS

Con relación a las protestas y criticas llevadas a cabo en contra de la comunicación No. 7475, emitida por la Dirección General de Migración, y recibida por el Ministerio de Educación, donde indica la prohibición de inscribir, tanto en centro educativos públicos como privados, a todo extranjero que tenga documentación incompleta, no es cierto, y es falso de toda falsedad que el estado dominicano, a través de la Dirección General de Migración les esté violando un derecho constitucional a los inmigrantes haitianos.

Si bien es cierto que la constitución vigente de la República Dominicana establece el derecho a la educación, no menos cierto es, que la misma constitución establece que para tales fines, la persona debe estar dotada de una identidad personal, de un nombre y apellido, y el estado dominicano no se la puede inventar, quien les está negando ese derecho es el mismo estado haitiano. Con relación a las múltiples protestas que decenas de organizaciones supuestamente defensoras de los derechos de los haitianos han llevado a cabo ante la Junta central Electoral de la República Dominicana, es correcta y están en todo su derecho, pero el detalle está en que la han hecho en el lugar equivocado, donde la tienen que hacer, es ante el Registro Civil de su respectivo país, o sea, de Haití

NO SE LE PUEDE PEDIR A LA REPÚBLICA DOMINICANA QUE ASUMA LAS GRAVES DEFICIENCIAS QUE PRESENTA EL REGISTRO CIVIL DE HAITÍ

No puede pedírsele a la República Dominicana que cargue con el peso que conllevan los costos humanos y económicos de la grave situación que enfrenta el pueblo haitiano, para lo cual ven como su mejor solución la emigración a la República Dominicana, ni tampoco puede esperarse que asuma las consecuencias de las graves deficiencias que afectan al registro civil de Haití.

“La Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana ha dictaminado en varias ocasiones acerca del tema de los hijos de inmigrantes ilegales, cualquiera que sea su origen, lo que confirma que si aquellos hijos nacidos de padres legalmente en tránsito, están excluidos de forma automática de obtener la nacionalidad, los hijos de aquellos que no pueden justificar su entrada legal o estancia en el país no pueden beneficiarse de un derecho mayor” la “apatriación” aquí no está en discusión, pues el artículo 11 de la Constitución haitiana establece que "Toda persona nacida de padre haitiano o madre haitiana, que sean haitianos de origen y que nunca hayan renunciado a su nacionalidad, poseen la nacionalidad haitiana al momento de su nacimiento”.

Las medidas administrativas implementadas por la Junta Central Electoral Dominicana desde el año 2007, para detectar y corregir el alto número de irregularidades que afectan el Registro Civil, han sido consideradas legítimas por la Corte Suprema.