Porqué Hatuey dijo que había un empate técnico entre Danilo e Hipólito y luego lo negó?

Por Juan Carlos Espinal martes 13 de marzo, 2012

En los últimos meses, me he propuesto leer despacio el estilo de redacción de algunas importantes empresas privadas de comunicaciones de la República Dominicana. Me preocupa, como periodista autodidacta y de oficio, el planteamiento editorial del periodismo convencional de pos guerra de no ser claros para hacernos informar.

Hace años me subscribí al periódico Hoy, por ejemplo, el instrumento de lucha de la burguesía capitaleña que conforma el pensamiento teórico en que los mismos intereses de clase vuelven varias veces sobre esa idea. Y también conseguí el estudio de las publicaciones de las recién publicadas encuestas de la alianza comercial de las firmas corporativas Gallup-Hoy, sus fechas, sus cuestionarios y sus entrevistas.

El amigo Rafael Acevedo de Gallup dominicana es uno de los grandes especialistas en el fenómeno contemporáneo de los estudios de medición de popularidad. Me llega, la petición de una consulta de una firma privada de análisis de opinión, propiedad del dominico- cubano Fernando Buitrago, de COMSESO, que desea informarse a detalles de la interioridad de los partidos políticos y movimientos sociales en el país, el carácter de la personalidad de sus líderes, su formación política y académica , etc.

¿Podrías animarme a traducir?, me preguntaba el presidente de la firma COMSESO , Fernando Buitrago, sobre el contenido de las encuestas de Gallup- Hoy, por ejemplo, ya que, los analistas e investigadores han quedado fascinados con aquella sabiduría del hallazgo del 4.8% del Partido Revolucionario Independiente.

(¿Por qué el Tribunal Superior Electoral declaro la invalidez jurídica de la convención que otorgaba poderes al Dr. Trajano Santana para realizar alianzas?) Esto alentó la idea de estudiar a rigor los hallazgos de la encuesta Gallup-Hoy (PRI 4.8%) en circulación entre nuestros alumnos, maestros en ciencias sociales y políticas y líderes de opinión.

La empresa líder en comunicaciones COMSESO, había tomado sin saber el plan de consultas que yo tenía. Fueron, al parecer, dos acciones desligadas. La inconexión, con todo, es aparente. He visto actuar a la Providencia en bastantes momentos cruciales de mi vida en la política y en los medios de comunicación. Y, aquí, en este articulo, actuó una vez más.

Mi respuesta a la consulta profesional sobre las recientes publicaciones de la firma Gallup dominicana (Gallup-Hoy) fue inmediata y positiva. El deseo de COMSESO y/o Fernando Buitrago tenía sentido. Apenas dos años atrás, el Partido Revolucionario Independiente había obtenido algo más de 1500 votos del electorado.

En dos años y medio después, el PRI aparece en la encuesta Gallup-Hoy como tercera fuerza política. He realizado los esfuerzos posibles para que esta publicación fuera editada y repartida en fotocopias y multiplicado la divulgación a través de envíos masivos de correos electrónicos.

He analizado en radio y televisión el fenómeno mediático y corporativo del movimiento social del 4% del PIB para educación. Existen, además, numerosas copias de las publicaciones de Gallup-Hoy en CEDES.

El PRI de Jacobo Majluta Azar influyo entre la alta y mediana burguesía urbana joven y profesional de posguerra y entre algunos intelectuales frustrados con el caudillismo de los grandes pensadores políticos: Bosch y Balaguer.

Bosch, por ejemplo, juzgaba que la incipiente burguesía importadora de posguerra carecía de sentido de clase y de Nación como para manejar los asuntos de estado constantemente. Algo extraordinario debe tener tal señalamiento. Balaguer entendía que Bosch perdía su tiempo analizando social y políticamente a la burguesía insular pos Trujillo.

En nuestra sociedad contemporánea actual no se conoce sobre la vida de Jacobo Majluta Azar. Aunque su historia se puede conseguir en las librerías, pero nada más. En República Dominicana, el periodismo profesional y político está necesitado de fortalecer el buen juicio de los hombres y de la gente. Y esa es la importancia vital del texto que presentamos al lector para aprender a pensar: Un análisis minucioso del hallazgo de la encuesta Gallup-Hoy para hacernos más juiciosos.

Divulgar este artículo es un bien social. Esta razón me motivo a debatir en público- por radio y televisión- sobre el panel: “La inconstitucionalidad de la concentración de los Medios”. Y me motivo a mí a divulgarla. El grupo de comunicaciones CDN es un excelente medio corporativo de alcance nacional en manos de un grupo de burgueses del Valle del Cibao.

Los principales ejecutivos de los medios de comunicación del país son excelentes profesionales de las ciencias sociales y de la comunicación. La mayoría de ellos debió nacer en plena dictadura, es decir, un poco antes del Golpe de Estado a Juan Bosch en 1963; y un siglo después- un Siglo y medio después del manifiesto restaurador en 1863. El periódico “El Nacional de Ahora,” por ejemplo, fue fundado por el periodista Rafael Molina Morillo y el empresario español “Pepín” Corripio Estrada.

El Grupo Corripio irrumpe en las comunicaciones en los anos barrocos de la dictadura constitucional del neo Trujillismo de pos guerra encarnado en el Dr. Joaquín Balaguer Ricardo, tras las época de Radio Caribe y Johnny Abbes y las confabulaciones mediáticas del Grupo de comunicaciones “El Caribe’ de Emilio Ornes en favor del nuevo establecimiento corporativista del oligopolio del negocio de la información. A Rafael Herrera se le conoce más como autor del pensamiento conservador de toda una generación de brillantes periodistas que, al igual que Ornes y otros abrazaron el internacionalismo de la Sociedad Interamericana de Prensa.

Las publicaciones en portada del periódico Listín Diario de los años setentas y finales de los ochentas, por ejemplo, y sus editoriales- es una colección de sentencias y pensamientos de la oligarquía y de los intereses de las empresas norteamericanas en el país- con comentarios muy breves sobre la sociedad política y económica excluida: un manualito.

Los editoriales del periódico ‘El Nacional de Ahora”, en cambio, versaban sobre el buen juicio al actuar que es lo que los principios del periodismo profesional considera sabiduría. Casi todas esas ideas las había escrito Orlando Martínez Howley. Un estudio del comportamiento empresarial de los propietarios de los medios de comunicación de pos guerra 1962-2012 contiene consejos sapientísimos para sobrevivir.

Porque el capital privado empresarial habla partiendo de un supuesto: de la malicia del mercado de opinión y de la avaricia de la especulación de su milicia. Los medios de comunicación, concentrados por el capital financiero e importador del país, trata de crear una sociedad vigilante de las actitudes de los funcionarios públicos, de sus pensamientos, de sus realidades que evite que los intereses corporativos del propietario de los medios sea víctima de tantos que hacen de la malicia una profesión.

En República Dominicana, el engaño está muy extendido en las redacciones, en las cabinas de radio y en los estudios de televisión. Hay que conocer el punto débil del constitucionalismo en materia de medios de comunicación para comprender la inequidad en la distribución de las frecuencias radiales y televisivas.

La sagacidad del periodismo ciudadano alternativo tiene que pelear contra las estratagemas mal intencionadas de la concentración de los medios. La nueva lectura del periodismo contemporáneo nunca debe hacer lo que le indica el monopolio de la información de los grupos políticos y económicos en conflicto.

La encuesta Gallup-Hoy del Grupo de comunicaciones Corripio apunta a despistar al voto independiente; insinúa la dispersión del voto abstencionista con disimulo; actúa tangencialmente y de sorpresa atentos sus relacionadores públicos y contratistas a confundir. Pero, la sociedad dominicana capta con su ingenio inmediatamente el doble juego. Históricamente, los dominican@s dejamos pasar toda primera apariencia a la espera paciente y no pasiva de una segunda y tercera impresión.

La planificación estratégica de la campaña mediática del 4% del PIB para educación sugiere más que lo que dice. Muchas de sus máximas exigen que se considere que el lento esfuerzo de las autoridades públicas sea eliminado a través de incógnitas. Sobre el escritorio de un empresario veo yo la obra intelectual y original de la publicación de la firma Gallup- Hoy.

¿Quién saca tiempo, en medio de negocios multimillonarios y grandes problemas, para ponerse a descifrar datos? La mayoría de dominican@s necesita que le traduzcan Gallup-Hoy.

Hasta aquí, mi compromiso ha sido con las ideas. Tal característica nos permite comenzar la lectura del artículo desde el principio, por el medio o por el fin.

El lector crítico sabe que puede leer al azar y se lee claramente que escribo en pequeños bloques temáticos. Así, disponemos inmediatamente de juicios críticos sobre el tópico vital de la concentración de los medios y su inconstitucionalidad.

Ellos nos permitirán movernos mejor entre tantos intereses empresariales y políticos altamente problemáticos para la democracia de este país que nos rodean. Los ricos de este país han hecho de estas elecciones presidenciales unas elecciones raras: preferir el uso intensivo de la mentira y la manipulación de la información como arma política al mandato constitucional más encarecido de la democracia.

@jcespinal68

enserioonline@hotmail.com