Prefiero la reforma del sistema educativo en vez del 4%

Por Carlos Luis Baron miércoles 11 de julio, 2012

La efervescencia que impregnó a grandes sectores de la vida nacional reclamando el 4% del PBI para la educación, fue una burbuja que se disipo al paso de la campana electoral y la aprobación del presupuesto nacional. La reforma del sistema educativo de la Republica Dominicana realmente es imperiosa y debe ser un reclamo permanente. Es un proceso a implementar basado en las necesidades de desarrollo del país. Es general los técnicos, profesionales y científicos que necesita el país en todos los renglones para impulsar el desarrollo

Ante los reclamos de los sectores nacionales para una mayor asignación presupuestaria para la educación, el presidente Leonel Fernández había expresado que el problema de la educación en la Republica dominicana no es solo un asunto de dinero. Aunque él no explicito mas detalles en sus declaraciones, el presidente tiene la razón. Se necesita reformar, innovar, cambiar, la educación en el país

En la Republica dominicana se necesita una reforma del sistema educativo con el objetivo de mejorarlo, innovarlo. Esta iniciativa debe ser el resultado de un análisis de la educación en el país, un diagnostico que marcara las pautas escalonadas a implementarse. Lógicamente, reformar, modernizar requiere la erogación de recuso económicos que el Estado lo aportara con la gradualidad de sus posibilidades reales.

No podemos tener una visión limitada de los problemas a resolver en la Republica Dominicana y pensar que el 4 % lo es todo. Es oportuno rememorar aquella tumultuosa lucha, a finales de los 60, del medio millón para la UASD. Hoy se dice, de la vieja casa de estudio, que es un es un barril sin fondo, pues, parece ser así. La ejecución presupuestaria correspondiente al periodo enero-abril se llevo 1,799, 821,596 millones. Tanto dinero, encima de la obsolescencia, no aporta ni aportara los resultados esperados. Desde ese punto de vista la calidad de la enseñanza en la universidad deja mucho que desear. En adicción, en estas condiciones, no estará en la capacidad de aportar los técnicos y profesionales para incorporarlos al mercado laboral acorde con las necesidades del país para impulsar el verdadero progreso

Existen vertientes para obtener los recursos para reformar la educación. Observemos la desproporcionalidad del presupuesto nacional del año 2012. De acuerdo a datos suministrado por la Dirección Nacional de Presupuesto: la asignación al ministerio de Educación fue de 58,590.42, millones de pesos equivalente a un2.5 % del Producto Interno Bruto. Administración de Deudas Publica y Registro Financiero 111,570.13, Presidencia de la Republica 45, 011,56 millones, Ministerio de Obras Publica y Comunicaciones37,668.72. Ministerio de Interior y Policía 25,017.66, Congreso Nacional 5,442.74. Esta panorámica del Presupuesto Nacional demuestra que una reingeniería del Presupuesto Nacional es posible proveer más fondos para la reforma del sistema educativo en la Republica Dominicana.

Costa Rica, ubicada en la región, es una nación de unos 4.5 millones de habitantes. Invirtió este año en educación el 8% del PBI. El nivel educativo de ese país es superior al nuestro lo que se traduce en un mayor crecimiento económico con una reducción significativa de la pobreza y un mayor nivel de competitividad en el comercio internacional. Datos de la CEPAL revelan que la economía creció un 5 % y el desempleo se redujo a un 7.7 %. Ellos no aspiran a un porcentaje más en educación, demandan reforma del sistema educativo de Costa Rica. En cambio en la Republica Dominicana la economía creció un 4.5 % y el desempleo ronda un 15 %, de los más altos en América Latina.

En ese sentido, la fuerte inversión en educación de Corea del Sur es la clave de su gran crecimiento económico, considerada por el FMI, como una economía avanzada. Tiene un sistema educativo tecnológicamente avanzado y, es el primer país del mundo que llevo el internet de acceso rápido de banda ancha a cada primaria y secundaria en todo el país.

Si queremos avanzar debemos invertir más en educación bajo la óptica de una reforma en la educación en la Republica Dominicana.

Medico y Político