Presidente CODIA defiende construcción Metro

Por lunes 21 de noviembre, 2005

El presidente del Colegio Dominicano de Ingenieros y Arquitectos (CODIA) defendió la construcción de un Metro Santo Domingo para solucionar el problema del tránsito en las áreas por donde recorrerá.

El ingeniero Teodoro Tejada dice que en el país hay gentes que se opone a todo de una manera gratuita, pero que esa obra es una necesidad para el país.

Igualmente, favorece la construcción de un elevado en la Ortega y Gasset, pero entiende que el gobierno debe darle una cantidad de dinero justo a las familias del sector El Vergel, que tengan que abandonar el área para dar paso a esa obra.

Aclara que no conoce la obra en su estructura, "pero yo entiendo que ese proyecto es optimo", para terminar con los tapones que se producen entre las Máximo Gómez y Ortega y Gasset.

"Si el gobierno paraliza las construcciones de obras, porque alguien se oponga, no va a construir nada, todas las grandes obras en este país han tenido personas que se oponen gratuitamente", observó al ser entrevistado por Persio Maldonado en el programa Matinal 5.

Asimismo, planteó que las obras cuya construcción tengan un monto menor a los 60 millones de pesos sean otorgadas grados a grados, y se obvie el sometimiento a concurso público.

Sugirió que las obras que se sometan a concurso público sea por categoría, es decir un miembro de una categoría mayor no pueda concursar con uno de una menor.

Manifestó que independientemente de grado a grado o concursos para otorgar una obra, lo más importante sería que los partidos se pongan de acuerdo.

Reveló que el CODIA tiene 21 mil ingenieros, pero que muchos de ellos no se dedican a esa profesión, y que cuatro mil de la cantidad indicada son asalariados de instituciones del Estado.

Informó que los ingenieros que menos salarios devengan son los que trabajan en Obras Públicas, que ganan por debajo de 10 mil pesos mensuales, la gran mayoría, pero que el titular de esa institución le prometió mejorar el sueldo a partir de enero dependiendo los años que cada quien tenga en servicio.