Presidente del PRD califica de luz de bengala eficiencia de Leonel y el PLD

Por martes 4 de octubre, 2005

NUEVA YORK._ El presidente del opositor Partido Revolucionario Dominicano ingeniero Ramón Alburquerque, quien visita esta ciudad y otros estados del Noroeste norteamericano, calificó de “luz de bengala” la eficiencia del presidente Leonel Fernández y el PLD y acusó al gobierno de no pegar una, mientras no tiene respuestas para nada.

Hablando ante docenas de dirigentes del partido blanco en un restaurante del Alto Manhattan el máximo dirigente perredeísta y senador por la provincia Monte Plata, sostuvo que “el gobierno se vuelve cada vez más débil”, El máximo dirigente del colectivo opositor, le “entró” de esa menara al presidente Leonel Fernández, diciendo que lamentablemente “estamos frente a un gobierno que no tiene respuestas para nada”.

Añadió que el gobierno no quiere hacer sacrificios. “Me dicen que aquí en Nueva York hay 27 vice cónsules y que hasta en los condados hay, mientras en el país están circulando 1,700 yipetas nuevas, que según el director de Aduanas, fueron incautadas y la ley lo que manda es que se subasten”.

Alburquerque indicó que el gobierno no está demostrando que tiene conciencia de la gravedad de la situación, no tiene un plan de austeridad y lo que quiere es más dinero a través de una reforma tributaria a través del Tratado de Libre Comercio “y por eso, nosotros, estratégicamente aprobamos el TLC, para que ahora nos sentemos cara a cara a discutir la reforma fiscal y vamos a demostrar que lo que el gobierno propone, no le conviene al país”.

El máximo dirigente perredeísta dijo que su partido ha hecho sus análisis a profundidad y tiene alternativas para sacar el país de la crisis. “Pero lamentablemente, tenemos que reconocer que el responsable es el PLD”.

Añadió que “es cierto que hasta mala suerte han tenido, porque el petróleo a 65 dólares el barril para un país que consume 50 millones de barriles al año, que son 4.3 millones de barriles de petróleo y sus derivados cada mes que suman 263 barrilles al día, lo que representa 3, 300 millones de dólares, es una situación muy difícil, que tampoco vamos a hacer demagogia barata en ese aspecto”.

Aclaró que no hará política con eso, porque el pueblo está viendo que el PRD no se está riendo de lo que ocurre. “Un partido serio cuando su nación enfrenta problemas como estos, no puede dar la sensación de alegría, porque eso le facilite volver al poder, porque se trataría de una irresponsabilidad y una indolencia”.

Alburquerque exhortó sin embargo a la dirigencia perredeísta a “arrimar el hombro” para garantizar la gobernabilidad, pero dijo que como resultado de las improvisaciones, muchos hoteles están quebrados.

Empero, se mostró de acuerdo con la venta de la bahía de Sans Soucí, por considerar esa transacción beneficiosa para el país. “Ahora, otra cosa es una famosa isla artificial de la que hay que hablar muchas cosas, pero no he estudiado ese proyecto”.

Alburquerque abordó otros temas de interés general como la corrupción, la delincuencia y el estado fallido. “No tenemos un estado fallido, pero sí un gobierno que falla demasiado”. Dijo que Leonel que es una buena persona, emergió como un político de alto vuelo, “pero la gente no sabía que eso se debe a que le tocó la suerte de haber gobernado cuatro años en medio de un ciclo virtuoso de la economía.

Recordó que Balaguer había hecho una reforma y en el transcurso de cinco años, el pueblo vio aumentar sus ingresos en un 30% cada año.

“Es decir que aquello que dijo Balaguer que entregaba una nave a punto de despegar, era verdad, pero además en esos años, le tocó a Leonel comprar el petróleo hasta nueve dólares y en promedio lo compró a 18 dólares, pero también las economías de Estados Unidos, la Unión Europea y Japón, los tres que son los ferrocarriles que arrastran el tren del mundo”, añadió.

Y para dar el brochazo final dijo:

“Cuando usted gobierna en medio de la abundancia, hasta los errores se convierten en genialidades, pero ahora… ahí está el hombre que no encuentra qué hacer, porque no tiene la formación que se requiere en estos tiempos para poder gobernar un país”.

Alburquerque, quien estuvo por varios días en Nueva York, New Jersey, Filadelfia y Boston, estaba acompañado por Peggy Cabral viuda Peña Gómez, Darío de León, Fausto Liz, los doctores Frank Madera y Rafael Lantigua, presidente federal y vicepresidente nacional, dos diputadas y el presidente de la juventud perredeísta Wellington Arnaud, además del empresario José Miguel Santana, tesorero del partido blanco en esta urbe.