Presidente Medina, apueste a las mipymes para crear empleos

Por Carlos Luis Baron lunes 27 de agosto, 2012

Las medidas de recortes de gastos que ha implementado el presidente Danilo Medina para dar inicio a su plan de austeridad y enviar algunas señales de lo que podría ser el manejo de su gestión en la administración pública han tenido criticas favorable casi por todos los sectores de la vida nacional. Sin embargo estas medidas son insignificante cuando evaluamos los gastos cuantioso del ejecutivo en nomina, nominillas (botellas), asesores disfuncionales entre otros. Este sin lugar a dudas es el principal problema para el presidente Medina, que no puede empezar a desmontar la alta nomina publica heredada de la administración del Dr. Leonel Fernández

El presidente Danilo Medina necesita de la ayuda del sector privado ahora más que nunca si quieres empezar a disminuir sus gastos corriente y priorizar las inversiones en educación, salud y sus programas sociales propuestos en el programa de gobierno durante la campana. Es ahora cuando debe llegar de manera definitiva el estimulo que necesita el sector productivo nacional focalizándolo a las Micros, Pequeñas y Medianas Empresas, y convertirlas en las grande generadora de empleos en la Republica Dominicana.

Hay que tener presente en los panes estratégico de desarrollo del país las perspectivas de crecimiento del sector productivo nacional, sobre todo las de las Mipymes, que son sin lugar a dudas la fuerza motriz de toda economía en término de creación de empleos, equidad en la distribución de la riqueza y de la estabilidad social.

Apostar por el sector las Mipymes dominicana garantiza ascendencia social para muchos emprendedores y jóvenes empresarios. Hay que trabajar en establecer una alianza público-privada donde se viabilice un instrumento financiero que facilite el acceso a crédito blando en combinación con la banca nacional, siendo el ejecutivo el principal garante de los créditos otorgado a los Micro, pequeños y mediano empresarios, garantizando de este modo la puesta al día de las empresas, el cumplimiento laboral y fiscal de estas instituciones y la creación de empleos.

Vamos a fortalecer las Mipymes y hacerlas competitivas disminuyendo los altos costos en energía eléctrica, prohibiendo las importaciones de productos que puedan ser adquirido a menor costos a través de nuestras industrias y haciendo cumplir del 15 al 20% de las compras del estado como lo establece la ley 488-8. Esta combinación no solo lograra crear más empleos directos e indirectos, sino también la migración de muchos empleados públicos hacia el sector privado, reduciendo una nomina de más de 700,000 empleados, heredada del pasado gobierno.

Este es un reto de todos y es responsabilidad del gobierno facilitar el camino y trazar las directrices hacia un mejor porvenir para todos los dominicanos. La creación de empleos junto a la educación son los garantes del desarrollo real y efectivo de nuestros ciudadanos, no necesariamente el crecimiento del PIB. Una alianza público-privada por el empleo y la incorporación de las unidades económicas informales al sector formal debe ser el objetivo general. Crear más empleo dirigido hacia el sector público es un error que no podemos repetir y que hay que corregir.