Presidente Medina, el Cónsul General y atributos de gestión consular

Por Carlos Luis Baron domingo 15 de diciembre, 2013

Nueva York. -El Licenciado Félix Antonio Martínez, fue designado, por el Honorable Presidente de la República, Licenciado Danilo Medina, Cónsul General de la República Dominicana en Nueva York. Martínez, no obstante haber ejercido con altura sus funciones, tal como lo ha anhelado el país y la comunidad inmigrante dominicana, representada, podría ser destituido, para satisfacer los anhelos de un alto dirigente del Partido de la Liberación Dominicana (PLD).

Martínez, con dignidad y decoro, ha ostentado la misión de proteger a sus compatriotas, en el marco de la presencia de la comunidad dominicana inmigrante, digna labor que acompaña con la proyección histórica de la República Dominicana y las conquistas de iniciativas de trascendencia en los campos sociales, económicos, políticos y culturales, como por ejemplo la firma de un acuerdo con el Secretario de Trabajo de los Estados Unidos Robert D. Kulick, de nacionalidad dominicana.

Inspirado en satisfacer las demandas sociales, políticas, culturales de la comunidad inmigrante, el Cónsul General en Nueva York, ha asumido el esperado rol anhelado por la comunidad, la República Dominicana y por el presidente Medina en el marco de la ética consular, estableciendo una proyección social e integración colectiva a los proyectos sociales enarbolados por la comunidad inmigrante.

Exaltar los valores patrios, con la participación de organizaciones religiosas, ejemplo la veneración de la Virgen de la Altagracia, madre espiritual de la nación dominicana, actividades, puestas en marcha, conjuntamente con las organizaciones comunitarias, las celebraciones del Mes de la Herencia Dominicana y facilidades a los dominicanos que guardan prisión para que se comuniquen con sus familiares en la patria amada, los servicios del Consulado los fines de semana para ofrecerle servicios a la comunidad, constituyen aspectos fundamentales de la gestión consular.

Inspirado en satisfacer las inquietudes políticas, de la comunidad inmigrante, conjuntamente con sus aportes sociales, económicos, políticos y culturales, el Cónsul Martínez incorpora nuevos servicios en beneficio de la comunidad y del país, al tiempo que pone en marcha un plan de alfabetización y se abraza a las familias cuando pierden un ser querido.

El reconocimiento consular a estudiantes meritorios, la inauguración histórica de la Plaza Juan Bosch, ubicada en el área dominicana del Alto Manhattan, develizar el retrato del General Gregorio Luperon, la promoción de la cultura dominicana, la puesta en marcha de programas salud en beneficio de la comunidad, la proyección de la cultura dominicana un innovador Plan de Salud y cubrir los gastos de repatriación de los cadáveres de familia que murió en un incendio, forman parte de las múltiples iniciativas consulares, dignas del reconocimiento colectivo.

Además, la participación en la lucha por la apertura de las oficinas de la Junta Central Electoral, la presencia consular en las actividades de la comunidad, la firma del acuerdo UASD- Consulado, la integración comunidad país, incluyendo el respaldo a las instituciones comunitarias, entre otros proyectos de gran significación para la comunidad inmigrante con la patria que les vio nacer.

El Consulado Dominicano se encuentra en una etapa transformadora de los servicios e integración comunidad país, que el Honorable Cónsul General, Feliz A. Martínez, ha asumido el rol de fortalecer, lo que considero de gran significación para el país y para la comunidad inmigrante, pues fortalece la presencia dominicana en la gran urbe y contribuye a convertir en realidad, iniciativas transformadoras, que se reflejan en aportes, a la patria que les vio nacer.

Disraeli Guillen