Presidente Mubarak juró su quinto mandato Egipto

Por martes 27 de septiembre, 2005

El Cairo, (EFE).- El presidente egipcio, Hosni Mubarak, juró ayer martes ante la Asamblea Popular (Parlamento) un nuevo mandato, el quinto de su carrera política, como jefe de Estado para los próximos seis años.

En un discurso ante la Asamblea, Mubarak, de 77 años, que ganó las recientes elecciones presidenciales con un 88,5 por ciento de los votos, se comprometió a seguir con las reformas, tanto políticas como económicas.

La sesión parlamentaria, que empeoró los habituales atascos en todo El Cairo, contó con la presencia de un invitado sorpresa: el coronel Muamar el Gadafi, que con su visita parece dar por zanjado un periodo de cierta tensión entre ambos países.

Al abrir la sesión, el presidente de la cámara, Fathi Surur, se refirió al hecho histórico de que por vez primera el presidente que jura su cargo es un presidente electo, ya que en anteriores ocasiones Mubarak fue elegido a través de un referéndum, sin tener que enfrentarse a otros contrincantes.

Tras la intervención de Surur, sonaron 21 salvas en honor al nuevo presidente, que tuvo que agradecer varios minutos de aplausos mientras saludaba con su mano derecha a los parlamentarios puestos en pie.

Mubarak se refirió a la "jornada histórica, tanto para el Parlamento como para Egipto" y tendió la mano "tanto a los que me han votado como a los que no, porque necesito vuestro apoyo en este próximo periodo".

Mubarak, en el poder desde 1981, no hizo en su discurso ninguna referencia a los conflictos en el mundo árabe, como suele ser habitual en otras ocasiones (Irak, Palestina, etc), y se limitó a subrayar sus esfuerzos por "un Egipto que participe en la estabilidad de la región en un mundo en mutación".

La mayor parte de las palabras de Mubarak estuvieron centradas en la continuación de la apertura política y en las garantías de que las próximas elecciones legislativas de noviembre serán "limpias y transparentes".