Primer ministro reconoce torturas en cárcel Ministerio Interior

Por martes 15 de noviembre, 2005

Bagdad, 15 nov (EFE).- El primer ministro iraquí, Ibrahim Al Yafari, admitió que se han cometido torturas en una prisión dependiente del Ministerio de Interior, donde 173 detenidos fueron vejados y golpeados. Yafari, en una conferencia de prensa ofrecida en Bagdad, informó de que su gobierno ha abierto una investigación especial sobre las presuntas torturas,.

Esto se produce 24 horas después de que el Ministerio del Interior informase de que se estaba interrogando a varios oficiales presuntamente implicados en los malos tratos contra los presos, acusados de haber cometido atentados en el país.

"He sido informado de que 173 detenidos en una prisión perteneciente al Ministerio de Interior sufrían malnutrición y fueron torturados", dijo Yafari, que no señaló el lugar donde se cometieron los abusos.

El subsecretario del Ministerio de Interior para la Seguridad, general Husein Kamal, explicó a la prensa que la citada cárcel está situada en el distrito de Al Yadrie, en el sur de la capital iraquí.

Soldados estadounidenses ocuparon un edificio del Ministerio de Interior en la citada zona el pasado domingo, aunque no explicaron el motivo de su presencia.

Yafari no comentó si había relación entre el asalto de las tropas estadounidenses y los supuestos casos de tortura, y se limitó a explicar que ha ordenado la creación de un comité investigador especial sobre las acusaciones.

El primer ministro iraquí detalló que la comisión investigadora deberá tener su informe en las próximas dos semanas y que los detenidos serán trasladados "a un lugar mejor", donde recibirán tratamiento médico.

Kamal, por su parte, relató que el viceprimer ministro iraquí, el kurdo Roz Nouri Shawis, presidirá el comité investigador.

Los partidos y organizaciones árabes suníes de Irak han acusado, en repetidas ocasiones, a los funcionarios del Ministerio del Interior y a las milicias chiíes de torturar, incluso hasta la muerte, a centenares de detenidos de su comunidad.

El Gobierno iraquí está integrado por una mayoría de ministros chiíes, grupo que también domina la mayoría de instituciones del Estado relacionadas con la seguridad, como la Policía, el Ejército, y los servicios de inteligencia. EFE