Primera Dama aboga por gran “pacto nacional” para cumplir Objetivos del Milenio

Por sábado 19 de noviembre, 2005

La formulación de planes de acción ambiciosos para asegurar el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), y aprender a usar las tecnologías de la información y la comunicación como mecanismo para lograr los referidos Objetivos son tareas claramente definidas en la agenda de República Dominicana para los próximos 10 años.

Sin embargo, la superación de los ODM también requiere de 29.5 mil millones de dólares y el país sólo cuenta con un producto interno bruto anual de 19 mil millones de dólares.

La situación fue planteada por la primera dama dominicana, doctora Margarita Cedeño de Fernández, al hacer algunas reflexiones para estimular un debate acerca de cómo superar los desafíos que impiden aprovechar a gran escala las tecnologías de la información y la comunicación como una herramienta para la agenda de desarrollo de las Naciones Unidas y lograr convertir la llamada brecha digital en “una oportunidad digital que permita desarrollar una sociedad socialmente incluyente, económicamente equitativa, democráticamente igualitaria y solidariamente humana”.

Pero más allá del costo económico, la doctora Cedeño de Fernández abogó por el establecimiento de un gran “pacto nacional”, un gran esfuerzo y el compromiso de todos y todas, a fin de cumplir los ODM.

Las reflexiones de la doctora Cedeño se produjeron al abordar el tema “Aprovechando las tecnologías de la información para alcanzar la agenda de desarrollo de las Naciones Unidas, incluyendo los Objetivos de Desarrollo del Milenio”, en el marco de una mesa redonda que se celebró en la Segunda Fase de la Cumbre Mundial de la Sociedad de la Información.

La República Dominicana es uno de los siete países pilotos del Proyecto del Milenio de las Naciones Unidas; el resto de los países de este proyecto es del continente africano y tienen ingresos aún más inferiores que los del país caribeño.

“Fuimos los primeros en crear una Comisión Presidencial sobre los Objetivos de Desarrollo del Milenio y ya hemos completado la Evaluación de Necesidades sobre los Objetivos, meta por meta, y un análisis de costos de los bienes, servicios e infraestructura necesarios para el cumplimiento de los mismos”, expresó la doctora Cedeño de Fernández, cuyos avances atribuyó a la activa interacción del Gobierno, la sociedad civil, el sector privado y agencias de las Naciones Unidas, entre otros.

La Primera Dama entiende que para poder promover las tecnologías de la información y la comunicación como motor para el desarrollo humano sostenible, mediante el logro de los ODM, es preciso “localizar” y “descentralizar” dichos Objetivos hacia el nivel rural y local, donde existe la pobreza extrema que afecta a la sociedad. Además, tiene la convicción de que los ODM tienen que empezar implementándose en la célula primaria de la sociedad, es decir, en la familia.

“Por eso, es necesario que entremos en las comunidades de la mano de la tecnología como motor impulsor y dínamo que puede ayudarnos a lograr nuestro cometido. De ahí, el programa Progresando, que ejecutamos desde el Despacho de la Primera Dama en la República Dominicana, el cual desarrollamos implementando los Objetivos de Desarrollo del Milenio a nivel local y en cada familia Progresando”, expresó.

Progresando ha sido definido como un programa de intervención socioeducativa, basado en un enfoque de derechos orientado a lograr un desarrollo humano integral, sostenible y equitativo. A través de éste se crean las capacidades, habilidades y destrezas para que cada ciudadana y ciudadano de las comunidades en extrema pobreza sea partícipe de su propio destino y protagonista de su propio desarrollo.

Con el citado programa, se pretende proveer la formación básica que permita a cada dominicano y dominicana en extrema pobreza el aprovechamiento de las tecnologías de la información y la comunicación, además de formar recursos humanos competentes y productivos, capaces de insertarse en una “economía de conocimiento intensivo, más que de capital intensivo”, donde las ideas pasan a ser la mayor fuente de riquezas e impulsan el desarrollo humano sostenible.

La doctora Cedeño explicó que dado que las tecnologías de la información y la comunicación juegan un rol vital para los países en vías de desarrollo, éstas permiten ejecutar la doble agenda pendiente mediante la aplicación de la ciencia, la tecnología, y la innovación, las cuales guardan relación con el crecimiento económico de los países y el cumplimiento de los ODM. Es esa la razón por la que tanto ella como el presidente Leonel Fernández han hecho de las tecnologías de la información y la comunicación una prioridad. En ese orden, añadió que desde su Despacho se inició la instalación de un centro tecnológico comunitario en cada municipio del país, especialmente en las zonas rurales y en aquellas urbano-marginales que se encuentran en extrema pobreza.

Los centros tecnológicos comunitarios están concebidos como centros de gestión del conocimiento que, sobre la base de una infraestructura de telecomunicaciones con acceso a servicios de banda ancha, emisora comunitaria, biblioteca digitalizada y programas educativos y de capacitación, permitan a las poblaciones tradicionalmente excluidas del desarrollo socioeconómico y víctimas naturales de la brecha digital, tengan la oportunidad de tener acceso fácil a las tecnologías de la información y la comunicación como herramientas para su instrucción, formación y desarrollo.

Como ejemplo del trabajo que se realiza en los Centros Tecnológicos Comunitarios, la Primera Dama se refirió al programa “Prepárate para Competir”, a través del cual se ofrece aprendizaje y formación integral, no formal, a jóvenes y adultos, tanto para su alfabetización como para terminar sus estudios primarios mediante un portal educativo, con un método de enseñanza personalizado de educación permanente y continua, según su interés.

El programa también cubre educación secundaria con módulos de inglés y de apoyo para iniciativas emprendedoras e, incluye, recursos digitales de información, actividades interactivas, enlaces a redes mundiales educativas y facilidades para conferencias en línea.