Procuradora denuncia que presos trasladados de Santiago por la tormenta Olga son maltratados

Por admin lunes 21 de enero, 2008

Santiago, 21 de enero 2008. La Procuradora General de la Corte de Apelación de Santiago, Vielka Calderón, denunció que los presos trasladados a otras cárceles luego de las inundaciones de Rafey, son maltratados físicamente y multados con hasta tres mil pesos.

Calderón, dijo que decenas de reclusos en principio fueron removidos a los presintos Dos de Mayo en Moca, provincia Espaillat y a la San Felipe de Puerto Puerta. A funcionaria judicial declaró que debido a la falta de cupo en la cárcel del Palacio de Justicia de Santiago, otro lote de los confinados fueron enviados a las ciudadas de La Vega y Mao, provincia Valverde.

Dice que los reos son salvajemente golpeados cuando se les pierde algún tipo de prenda de vestir, por lo que demandó la intervención del Procurador General de la República, Radhamés Jiménez y del Director General de Prisiones, para que esa situación sea corregida.

Asegura que los presos de Rafey no están acostumbrados a ese tipo de vida, ya que en Santiago, las condiciones del presinto es diferente a las de otras que existen en el país. Sostiene Calderón que cuando los presos de Santiago enviados a otras prisiones, cuando reclaman las pérdidas de sus propiedades, lo que reciben es una pela.

Expresa que a muchos se ellos se les ha perdida prendas de valor y tienen que quedarse callados, ya que si reclaman la ponen una multa que oscila entre los tres y cuatro mil pesos. De igual manera denuncia que si al reo que le imponen la multa de tres a cuatro mil pesos no la paga por reclamar que su propiedad aparezca, entonces, la pela es doble.

Sugirió al director general de la Corporación del Acueducto y Alcantarillado de Santiago -CORAASAN, Hamlet Otañez que agilice el desague de la presa de Rafey, para acelerar los trabajos de rehabilitación y retornar a los confinados antes que sucedan tragedias.

La representante de la Procuraduría General de la República con sede en Santiago, sostuvo que para evitar muertes, han tenido que buscar alternativas, teniendo que almacenar a los presos en la cárcel del Palacio de Justicia de Santiago donde la población carcelaria ha subido a más de cien, a pesar de la estrechez del lugar.

Mostró desesperación por la situación presentada, por lo que demanda de las autoridades competentes intervenir antes que la situación se torne incontrolable. No obstante, como solución inmediata, 50 presos fueron repartidos entre las cárceles de la Concepción de La Vega y la de Mao, en la provincia Valverde.