Productos que utiliza ingenio local para madurar caña no dañino para salud humana

Por admin sábado 29 de marzo, 2008

BARAHONA.- Los productos que utiliza el Consorcio Azucarero Central (CAC), arrendatario del ingenio Barahona para madurar la caña en las colonias agrícolas, no son tóxicos para la salud humana. La aclaración fue hecha por el ingeniero Gustavo Bogantes Moreno, encargado del departamento de Control de Malezas y Aplicaciones Aéreas del CAC.

“En la maduración de la caña, aplicamos varios productos, que no son tóxicos, dentro de lo que se establece y las especificaciones que cada uno de ellos indican, donde día a día mezclamos y agregamos una cantidad de dosis indicada”apuntó.

El funcionario expresó que estos productos ayudan a madurar el punto que necesita la caña, para lograr un buen rendimiento, “que es el que nosotros necesitamos o más allá para sacarle un mayor provecho”. Expresó que ellos utilizan productos como el Nifosfato, Rando Líquido, fusilade y aceite, los cuales son mezclados y desde un avión es arrojado a los campos de caña, y llegue a las plantas. Bogantes Moreno dijo que cada producto que ellos utilizan tiene una función específica, para la gramínea, pero que no es perjudicial para la salud humana.

Indicó que cada producto trae sus indicaciones y contra indicaciones en su etiqueta verde que expresa que no es perjudicial para la salud. El funcionario del CAC expresó que los productos que ellos utilizan son herbicida, “porque no nos interesa causarle daño a la caña”. Señaló que con esto, lo que se busca es detener el crecimiento de la gramínea, lo que obliga crear una madurez artificial, para una mayor formación de azúcar.

“Eso es indistintamente de la variedad que se este aplicando, pero obviamente, necesita, ahora que estamos nosotros ordenándonos en cuanto a las variedades, en cuanto a las medianas, tardías, tempranas, que esta prácticamente dándoles forma de nuevo a la finca, donde se esta ordenando, y mas importancia la aplicación de los madurantes de la caña para poder sacarle el máximo potencial posible a las variedades en cuento a la concentración de azúcar” significó.

Indicó que el uso del madurante es posible que disminuya con el paso del tiempo, “cuando la empresa haya enciclado variedades como variedades tempranas intermedias, como intermedias y tardías como tardías, que básicamente, es la madurez natural de la caña”. “Cuando te hablo de tempranas, te hablo de variedades que están madurando, entre el mes de noviembre y diciembre, intermedias que pudiera estar diciendo que es de mediano de enero hasta principio de marzo y las variedades tardías, que van desde marzo hasta el final de la zafra”apunto.

Bogantes Moreno dijo que ellos han ido ordenando todo lo que encontraron cuando llegaron a administrar el ingenio Barahona, para poder hacer las cosechas de las variedades en su momento óptimos. “Sin embargo, eso no se ha dado del todo, debido a que habido la necesidad, de que con el mismo crecimiento, hemos querido ir haciendo el ordenamiento, para que todo salga bien en cada molienda del ingenio” puntualizó.

Manifestó que la prioridad del CAC es la producción de caña, y por lo tanto no se ha logrado el ciclar de la manera en que ellos la necesitan, “por lo que esperamos que esto se de a corto plazo, para poder ir disminuyendo, en algún momento esa parte y aprovechar mas el potencial de las variedades de una forma natural”. Aclaró que la aplicación de madurantes es una práctica común en Centro América, Colombia y en otras naciones, donde el 90 por ciento de las aplicaciones mundiales para madurar la caña se implementa el producto que ellos en la actualidad están aplicando a la gramínea en las colonias agrícolas.

"Si nosotros hablamos básicamente del Rando, este no es mas tóxico que la sal común, sin embargo no hay un sólo producto agroquímico, a excepción de los fertilizantes granulaos, que no venga con la disposición de utilizarla en equipo de protección básica, en este caso te están exigiendo la utilización de mascarillas para los que manipulan el producto, donde también se reclaman el uso de lentes y guantes para los que los manipulan, y nosotros estamos cumpliendo con esa parte”adujo.

Expresó que las personas que trabajan en la aplicación de los productos químicos, las mismas utilizan ropa de protección, “pero estamos completamente claro, de que es más toxico como tal, aplicar sal común, que aplicar el Rando, sin embargo se toman las medidas de prevención para que no haya ningún incumplimiento de las normas agrícolas que hay”. El funcionario del CAC aclaró que los productos que ellos utilizan no están prohibidos ni si quiera por el departamento de control de alimentos y productos agrícolas de los Estados Unidos, que son los responsables de informar que es permitido y que no es permitido para los alimentos que ingresan a esa Nación.

“Una cosa que certifica, lo que decimos y hacemos es que estamos enviando azúcar a los Estados Unidos, y no tenemos trazas de ningún químico, que nos impida ese ingreso a ese país” apuntó. Dijo que los herbecidas que ellos utilizan se inactivan inmediatamente tocan tierra, por lo que no representan peligro alguno, “nosotros trabajamos abierto a todo el mundo. Las personas pueden llegar al lugar donde trabajamos, y solo le podemos solicitar que estén a distancia para evitar algún daño que le provocaría el avión que utilizamos en estas labores”.

Bogantes Moreno recordó que esta no es la primera vez que ellos están utilizando el producto químico para madurar la caña, porque con esta zafra es la sexta ocasión en que lo usan, “aunque hubo la necesidad de cumplir con requisitos solicitados por Salud Pública y Agricultura, quienes son los que regulan el uso de los mismos y los registros sanitarios y demás de los productos”.

Expresó que cada año ellos están aumentando la cantidad de madurantes que utilizan en la zafra, donde en el primer año se cubrieron unas 700 hectáreas como una medida de prueba. “En el segundo año llegamos a mil 800, y desde cuatro años hacia acá han venido siendo, 2 mil 800, hectáreas, en el 2006, fueron 5 mil 100, el pasado año fueron 5 mil 300 y este año estamos esperando a llegar a 6 mil hectáreas de aplicación. Eso sería lo que podemos cubrir, que es mas o menos un 80 por ciento del área total que vamos a cosechar”dijo. El funcionario del CAC expresó la empresa busca tener unas 9 mil 300 hectáreas en un año, lo que garantiza que para la próxima molienda ellos pueden tener disponible 7 mil.