Programa del PLD en educación preuniversitaria para 2008-2012

Por miércoles 9 de abril, 2008

No hay dudas, pues, de que en materia educativa el país ha avanzado satisfactoriamente en los últimos años, aumentando cobertura y mejorando la eficiencia interna en el sector. Sin embargo, la tarea pendiente es mejorar la calidad del sistema educativo dominicano, como medio para lograr un país más competitivo en todos los ámbitos, al tiempo que se promueve una mayor cohesión social mediante la reducción de los niveles de inequidad.

En esa dirección, garantizar una mayor cohesión social a través de la educación permitirá además, la formación de los recursos humanos con las competencias requeridas para que el país pueda participar en condiciones ventajosas en el mundo globalizado en que vivimos. Es en esa perspectiva, el PLD centrará, a partir del próximo 16 de agosto, su atención en el área educativa con el propósito de lograr:

Garantizar la formación de ciudadanos y ciudadanas con las capacidades y competencias requeridas para actuar como personas socialmente solidarias, políticamente responsables, éticamente incuestionables, y económicamente productivas, asegurando la calidad profesional que se requiere para participar con posibilidades de éxito en esta sociedad del conocimiento.

El próximo gobierno del PLD se compromete a:

Continuar el proceso de fortalecimiento del Sistema Educativo Dominicano incorporando los nuevos aportes cientí?cos y tecnológicos, tomando en cuenta criterios de calidad y equidad que permitan al país participar con posibilidades de éxito en un mundo cada vez más cambiante e interdependiente.

Al año 2012 todos los niños y niñas dominicanas menores de 15 años completarán por lo menos un año de educación inicial y ocho años de educación básica de calidad.

Las estrategias para el logro de este objetivo se detallan a continuación:

Garantizar la permanencia de todos los niños y niñas de cinco años en la escuela

Construir, reconstruir y/o rehabilitar 11,712 aulas para los niveles inicial y básico a ?n de mantener la cobertura total de la población menor de 15 años.

Completar hasta el octavo grado en todos los centros educativos del nivel básico de la zona rural.

Dotar y/o mantener equipados adecuadamente todos los centros educativos públicos, 5,807 recintos, 32,802 aulas, con el mobiliario escolar que permita promover prácticas educativas de calidad.

Mantener el apoyo a las organizaciones e instituciones que trabajan en la atención educativa a los niños y niñas menores de cinco años.

Garantizar que todos los niños y niñas hasta los 15 años accedan a una educación básica de calidad.

Fortalecer los mecanismos de supervisión y control para garantizar el cumplimiento del horario de clases establecido para el nivel inicial y básico, así como el número de días que se consigne en el calendario escolar de cada año.

Reducir a un 10% la sobreedad, a un 3% la deserción y a un 4% la repitencia en el nivel básico e incrementar el porcentaje de estudiantes que logran terminar su educación básica.

Desarrollar las acciones necesarias para eliminar el analfabetismo en el año 2012.

Declarar gratuita y obligatoria la educación dominicana hasta el duodécimo grado y promover la reforma, consolidación y expansión de una educación media de calidad en todas sus modalidades con el objetivo de crear ciudadanía y formar adecuadamente a jóvenes y personas adultas para su inserción al mercado laboral o continuar la educación superior.

Para alcanzar este objetivo de política, se plantea:

Lograr la consolidación, expansión y diversificación del Nivel de Educación Media para atender a los estudiantes que completen el octavo grado..

Ampliar y consolidar, junto al Despacho de la Primera Dama de la República, el bachillerato por Internet como estrategia innovadora para atraer por lo menos 10,000 jóvenes desertores del nivel medio y a aquellos que han abandonado la escuela para integrarse al mundo del trabajo.

Ampliar el Programa de Bachillerato Acelerado para Adultos (PREPARA) a 200,000 participantes, y los programas de nivelación y aceleración de aprendizajes para atender a 205,000 estudiantes en sobreedad, elevar el rendimiento e incrementar el ?ujo de salida del nivel medio.

Expandir la cobertura de los TEVECENTROS para acoger a 30,000 nuevos estudiantes residentes en comunidades de difícil acceso a los centros educativos del Nivel Medio existentes y poder acoger a todos los estudiantes egresados del 8vo. grado en los centros educativos de la zona rural.

Incrementar el número de Centros de Excelencia del Nivel Medio a por lo menos uno por cada provincia del país a ?n de promover la excelencia académica y la sana competencia en este nivel.

Reducir la deserción a un 4.5%, la repitencia a un 3% y la sobreedad a un 15% en el Nivel Medio para hacer e?ciente la inserción en éste nivel, mejorar la calidad y la equidad de la educación e incrementar el porcentaje de estudiantes que logran terminar su Educación Media.

Construir, reconstruir y/o rehabilitar 5,784 aulas para elevar la cobertura neta del Nivel Medio en su modalidad general y de artes, en edi?caciones diseñadas adecuadamente, con secciones de no más de 30 estudiantes, en planteles con no más de dos tandas por día, con un horario o?cial de seis horas diarias como establece el currículo o?cial.

Incrementar a 4,000 el número de profesionales de otras áreas habilitados para trabajar como educadores en el Nivel Medio.

Elevar la oferta de Educación Técnico Profesional a nivel nacional con la creación de 40 nuevos politécnicos para ingresar 80,000 nuevos estudiantes con el propósito de facilitar una mayor incorporación de jóvenes a la producción o a los servicios.

Consolidar el Subsistema de Educación de Personas Adultas en colaboración con organizaciones gubernamentales y no gubernamentales que promuevan la educación permanente y los entornos de aprendizaje, desarrollando un sistema de acreditación del aprendizaje y de validación de experiencias que faciliten una educación de adultos, moderna, pertinente y de calidad.

Fortalecer los programas de formación de educadores de personas adultas con la participación de 1,000 nuevos profesionales que desarrollen las competencias pedagógicas necesarias para impulsar, desarrollar, gestionar y facilitar procesos socioeducativos con personas adultas.

Ampliar la oferta de oportunidades de aprendizaje a 289,731 jóvenes y adultos que estarán asistiendo a la educación básica y al bachillerato para adultos, orientada al desarrollo y fortalecimiento de competencias cognitivas, técnicas y de interacción social, que les permita desarrollarse en una sociedad en constante cambio y con grandes demandas de competitividad.

Fortalecer la participación comunitaria en la gestión educativa a través de los mecanismos institucionales que aseguren la participación de los diferentes actores y sectores sociales en la elaboración, aplicación, monitoreo y evaluación de las políticas educativas y en las acciones tendentes al mejoramiento de la calidad de la educación.

Las estrategias planteadas son las siguientes:

Garantizar el compromiso de las familias, las comunidades, el personal del sistema educativo y los estudiantes respecto al apoyo a la sostenibilidad de los programas y proyectos educativos y para el mantenimiento de la infraestructura, el mobiliario y los equipos de los centros educativos.

Ampliar y fortalecer las asociaciones de padres, madres y amigos de la escuela en por lo menos 7,000 de los centros educativos existentes, como medio para lograr su compromiso con una educación de calidad en el espacio escolar, mientras en la familia se promueva un clima favorable que motive el aprendizaje permanente de sus hijos e hijas.

Fortalecer la participación y el compromiso de los padres y madres de familias en todas las juntas descentralizadas de Centros Educativos, de Distritos Educativos y de Direcciones Regionales a ?n de promover la corresponsabilidad y el compromiso compartido con una mejor educación.

Comprometer la responsabilidad de los actores del sistema educativo con los resultados obtenidos del trabajo escolar.

Promover la equidad educativa, proporcionando apoyo a los estudiantes provenientes de los sectores sociales más vulnerables como medio para garantizar su permanencia en la escuela y elevar el rendimiento escolar, e incorpore la política de género como un eje transversal que permee y oriente la planificación y la gestión de la educación en todos sus niveles y componentes.

A continuación se presentan las estrategias para el logro de este objetivo:

Fortalecer el apoyo a los Programas de Salud Escolar (física, psicológica y de prevención de riesgos) para atender a 300,000 estudiantes pertenecientes a las familias de menores ingresos a ?n de que puedan acceder, permanecer y promoverse dentro del sistema, logrando la formación adecuada para enfrentar y mitigar los riesgos sociales.

Elevar a 600,000 bene?ciarios el programa de apoyo a estudiantes procedentes de las familias de menores ingresos mediante la entrega de uniformes, calzados, útiles escolares, mochilas, etc., con el propósito de garantizar el acceso y la permanencia en la escuela y elevar su rendimiento.

Disponer de una base de datos completa y con?able para que los estudiantes que forman parte de los sectores más vulnerables sean realmente quiénes reciban los apoyos pertinentes y adecuados mediante un proceso de discriminación positiva dirigido a lograr una verdadera equidad en las condiciones y oportunidades a los estudiantes de menores ingresos.

Incrementar el programa de Alimentación Escolar a dos millones de estudiantes. Entregar en forma gratuita los libros de texto a toda la población estudiantil del sector público. Apoyar mediante la entrega de materiales para el trabajo de aulas a 80,000 maestros y maestras, como medios para garantizar la calidad y equidad educativa.

Diseñar y establecer programas de formación en género especializados para: Personal docente y administrativo del sistema educativo, servidores/as públicos/as, publicistas y comunicadores que se constituyan en multiplicadores (as) de procesos.

Fortalecer en el desarrollo curricular y en los medios didácticos de todos los niveles y modalidades de la educación el enfoque de género y derechos, incluyendo el trabajos con nuevos temas sensibles al género tales como, derechos humanos, teoría de la construcción social de los géneros, corresponsabilidad domestica, educación sexual, violencia de género y violencia intrafamiliar, entre otros.

Priorizar la formación de recursos humanos con altas cali?caciones para el sector educativo y promover la permanencia y desarrollo profesional del personal ya contratado.

Las estrategias para el logro de este objetivo son:

Fortalecer el Sistema de Formación de Recursos Humanos para el Sector Educación, a cargo de la Secretaría de Estado de Educación, con la capacidad para producir la cantidad y calidad de los profesionales que requiere el sistema para su adecuado desempeño.

Asegurar la calidad del personal que ingresa al Sistema Educativo mediante la de?nición precisa de las competencias requeridas para los diferentes puestos, manteniendo y mejorando progresiva y continuamente el sistema de concursos para el ingreso al sistema y que contenga la evaluación del desempeño y la certi?cación periódica del personal como medios para la superación continua de la calidad de la educación.

Uni?car la política de formación, reclutamiento, selección, evaluación y promoción del personal docente y administrativo de la SEE, mediante la estructuración, conjuntamente con la SEESCyT y las instituciones de educación superior, de una política para la formación de educadores y educadoras, incluyendo los requisitos para el acceso a los estudios y los per?les de los egresados.

Mejorar progresivamente las condiciones de trabajo y de vida del personal que labora en el Sistema Educativo.

Revisar y mantener un efectivo programa de evaluación del desempeño que garantice el mejoramiento progresivo de la calidad del personal del Sistema Educativo y de la educación en su conjunto.

Establecer la certi?cación periódica del magisterio como requisito para su permanencia en el sistema, la apertura del registro de profesores certi?cados y fortalecer los mecanismos de concurso público.

Elevar la calidad de la formación en ciencias en todos los niveles educativos y consolidar la integración a los procesos educativos de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC).

Las estrategias son:

Ampliar los programas de formación para educadoras y educadores del área de Ciencias de la Naturaleza que incluya formación básica, especialización y profundización en el manejo de los contenidos curriculares del área.

Desarrollar estrategias dirigidas a promover una actitud positiva hacia el dominio pleno de las ciencias, enfatizando en la importancia de las ciencias en el desarrollo de los pueblos.

Fortalecer los programas dirigidos a lograr una e?caz integración de las TIC a los procesos educativos, priorizando sus implicaciones en la calidad de los aprendizajes y modernización del país en esta Sociedad del Conocimiento.

Continuar el proceso de reducción de la brecha digital entre los diferentes sectores del país, garantizando por lo menos tres horas semanales de acceso a Internet a toda la población estudiantil del sector público.

Universalizar la incorporación de las TIC a los procesos educativos por parte del personal docente y administrativo.

Instalar 4,500 Laboratorios de Informática e igual cantidad de Bibliotecas en los centros educativos del Nivel Básico.

Construir y equipar 240 nuevos Laboratorios de Informática e igual cantidad de bibliotecas para el Nivel Básico en los centros educativos a construir.

Construir y equipar 240 nuevos laboratorios de Ciencias de la Naturaleza e igual número de Laboratorios de Informática para el Nivel Medio en los centros educativos a construir.

Revisar periódicamente el currículo para ajustarlo a las necesidades del desarrollo económico, social, y político de la República Dominicana y a los estándares educativos internacionales, garantizando su concreción efectiva en los procesos educativos de aula.

Las estrategias para el logro de este objetivo son:

Revisar integralmente el currículo vigente para todos los niveles y modalidades, a ?n de mantener su pertinencia y lograr su desarrollo adecuado mediante la puesta en marcha de normas y procedimientos para una concreción y desarrollo curricular e?caces.

Mejorar la provisión y uso de recursos de aprendizaje que se correspondan con un desarrollo adecuado del currículo.

Desarrollar programas de supervisión, monitoreo y acompañamiento dirigidos a lograr que los procesos educativos de aula se correspondan con los fundamentos teóricos del currículo y con la propuesta curricular establecida para cada nivel, modalidad, área, ciclo y grado.

Fortalecer y ampliar el Programa de Lectura, Escritura y Matemática que se desarrolla en el Primer Ciclo del Nivel Básico a fin de asegurar la calidad de los aprendizajes en los niños y niñas de cinco (5) a nueve (9) años, creando así las bases para una Educación Básica de Calidad.

Garantizar que la evaluación de los logros del sistema educativo dominicano se apoye en claros estándares de calidad, nacionales e internacionales, y opere mediante la puesta en marcha de un sistema de evaluación que estimule la movilización de la escuela, la familia y la comunidad a favor de una mejor educación y garantice al país que los certi?cados y títulos otorgados estén avalados por los aprendizajes previstos.

Las estrategias a aplicar son:

Integrar el país a los sistemas y estándares de evaluación internacionales con calidad y méritos probados, y mantener las incorporaciones en marcha.

Poner en ejecución la aplicación de estándares, criterios, instrumentos y procedimientos de evaluación debidamente acreditados a nivel nacional e internacional.

Revisar y actualizar los programas de monitoreo y evaluación de los desarrollos curriculares con la ?nalidad de retroalimentar los procesos educativos y garantizar el logro de los aprendizajes previstos.

Continuar el proceso de fortalecimiento del Sistema de Pruebas Nacionales como mecanismo que asegure el logro de los aprendizajes previstos e incorporar a este sistema el grado de finalización del primer ciclo del Nivel Básico con carácter de diagnóstico.

Realizar las reorganizaciones sucesivas que resulten necesarias para mantener una estructura del sistema educativo ágil, ?exible y abierto a la participación, que permita realizar planes, programas y acciones en correspondencias con las políticas educativas establecidas. El centro educativo será el eje central del sistema sobre la base del cual se generen los conocimientos capaces de promover el desarrollo nacional, convirtiendo la educación dominicana en el medio más efectivo para la cohesión social y la erradicación de la pobreza.

Para alcanzar este objetivo de política se plantea:

Fortalecer el centro educativo como núcleo del Sistema para convertirlos en verdaderas comunidades de aprendizaje, en el entendido de que éste constituye el único espacio desde el cual se concretiza la calidad de la educación.

Asegurar la reorganización global del Sistema Educativo para mejorar su e?cacia y e?ciencia y garantizar que el centro educativo sea realmente el núcleo del sistema.

Reorganizar los Distritos Educativos en los términos que lo de?ne la Ley General de Educación 66´97, su clasi?cación en términos del número de centros, de la población estudiantil y sus complejidades, así como la estandarización de su estructura organizativa.

Propiciar las condiciones necesarias para el aumento gradual de la inversión del Estado en Educación, como un medio de garantizar la sustentación del desarrollo de las políticas educativas, priorizando la inversión destinada a los programas y proyectos dirigidos a elevar la calidad de la educación, garantizando el acceso a la misma de todos los sectores de la población.

Lograr un incremento progresivo y sostenido del ?nanciamiento público y privado a la educación durante el período 2008-2012, hasta superar la proporción presupuestaria y del Producto Interno Bruto que consigna la Ley General de Educación 66-97.

Ampliar y fortalecer el desarrollo de programas destinados a consolidar e incrementar el compromiso del sector privado con la inversión en educación.

Fortalecer los mecanismos y procedimientos para seguir avanzando en la elevación de la e?cacia y e?ciencia en el manejo de los recursos ?nancieros destinados a la educación pública.

Incrementar hasta 2,000 el número de centros educativos apadrinados por instituciones y organizaciones públicas y privadas, nacionales e internacionales.