Pronósticos precipitados

Por Carlos Luis Baron martes 11 de diciembre, 2012

La salud del presidente de Venezuela, Hugo Chávez Frías ha vuelto a ser noticia ya que tendrá que someterse a una nueva cirugía, la cuarta durante el último año.

Chávez hubo de obtener la autorización del congreso de su país para ausentarse de Venezuela por mas de cinco días conforme lo establece la constitución y ya se encuentra en Cuba donde ha sido recibido por su homologo Raúl Castro y se espera que en las próximas horas acuda al quirófano en busca de su salud definitiva.

Tras el informar a su nación y al mundo su delicado estado de salud, el presidente Chávez alerto sobre la posibilidad de no salir airoso de esta nueva batalla por prolongar la vida, explicando que la cirugía es absolutamente necesaria para frenar el avance de la células cancerígenas que han reaparecido en en la zona pélvica de su cuerpo.

Hugo Chávez, con la valentía que le es característica detallo la situación de gravedad de su salud y de los riesgos que se corre con la operación a que será sometido.

El presidente fue claro al explicar que la constitución del país establece que si como presidente electo tuviera algún impedimento que le permita jurar el diez de enero 2013 Venezuela tendrá que abocarse a elegir a un nuevo presidente en cuyo caso, les pedio a sus partidarios postular unidos a Maduro y a la población escogerlo porque en el confía para conducir a Venezuela por senderos de progreso y el bienestar.

Al abordar la situación política que un desenlace fatal podría traer sobre su amada Venezuela, orientó a los suyos a que elijan a Nicholas Maduro como el sucesor idóneo para conducir su obra redentora e inmediatamente la maledicencia de una parte de la oposición en su país, ha precipitado sus pronósticos y dando a Chávez por fallecido de manera prematura, emprendiéndola contra Nicolás Maduro, como si quisieran adelantar una campaña electoral que dado los aciertos demostrados por la medicina cubana pude no tener asidero, ya que sabemos los galenos de aquel país harán todo cuanto esté a su alcance para que Chávez pueda sobreponerse a esta tratada que le impone la vida.

La apuesta es para que el cuerpo de Chávez y su gran corazón resistan la operación saliendo airoso y para que regrese a su amada Venezuela con esa gran sonrisa de bondad que refleja su confianza en que la lucha de los pueblos los hará libres y felices.

El autor es catedrático universitario y dirigente del PTD.