Pujols, Núñez y Molina hicieron su aportación con el bate

Por viernes 7 de octubre, 2005

Houston (EEUU), (EFE).- Los dominicanos Albert Pujols y Abraham Núñez, junto con el receptor boricua Yadier Molina fueron piezas destacadas en el ataque de los Cardenales de San Luis, que se colocaron con ventaja de 2-0 en la serie de división de la Liga Nacional. La aportación de los tres peloteros latinos abrió el camino para que los Cardenales venciesen 6-2 a los Padres de San Diego y estén a sólo una victoria más de pasar por cuarta vez en cinco temporadas a la Serie de Campeonato del viejo circuito.

Pujols, el líder "silencioso", pero indiscutible de los Cardenales, surgió una vez más cuando el equipo lo necesitó para darle su producción.

"Es el momento de asegurar cada partido y de jugar más que nunca pensando en el equipo y en lo que se necesita para lograr el triunfo", comentó Pujols que tiene .500 de promedio de bateo en lo que va de la serie.

El primera base dominicano, que se fue de 3-2 con una anotada y una impulsada, dijo que el equipo mantiene la misma consistencia que durante la temporada regular cuando lograron una marca de 100 triunfos, la mejor de las Grandes Ligas.

Mientras, Núñez, el jugador "milagro" para los Cardenales, llegó para ocupar nada menos que el puesto del estelar antesalista Scott Rolen, lesionado, volvió a tener una producción sobresaliente tanto en ataque como en defensa.

Nuñez se fue de 3-2 anotó dos carreras, incluida la primera del partido y de los Cardenales para producir también una anotación y dejar en 333 su promedio de bateo.

"Me siento en la misma línea de producción que durante la temporada regualar y eso es muy positivo para mí y el equipo", comentó Núñez. "Creo que he demostrado que puedo ayudar y rendir con el equipo".

Lo mismo hizo el joven Molina, que no sólo ya es el líder indiscutible desde la receptoría sino que además también hizo acto de presencia en el ataque al anotar e impulsar carreras en cuatro turnos al bate.

"Todos ayudamos a conseguir el triunfo, y viajar a San Diego con la ventaja de 2-0 nos da una gran tranquilidad y apoyo para buscar el pase a la siguiente ronda", comentó Molina. "Mantener la ventaja de campo era el objetivo que queríamos conseguir y se logró".

Por los Padres, el receptor venezolano Ramón Hernández se fue de 4-2 con una anotada, mientras que el dominicano Miguel Olivo, que entro como bateador emergente, tuvo de 1-0.

El lanzador dominicano Pedro Astacio no tuvo suerte en su salida y duró sólo cuatro entradas en el montículo para cargar con la derrota.

Astacio (0-1) fue castigado con tres imparables y cuatro carreras -dos fueron limpias-, regaló tres boletos y saco cuatro ponches para dejar en 4.5 su promedio de efectividad.

En el otro partido de la Liga Nacional, los Bravos de Atlanta empataron la serie a una victoria por bando al vencer 7-1 a los Astros de Houston.

El jardinero central curazoleño Andruw Jones volvió a ser también el líder indiscutible del ataque de los Bravos al irse de 4-3 con tres carreras anotadas y una impulsada para dejar en .570 su promedio de efectividad.

"Sabíamos el gran reto que teníamos al enfrentarnos con un abridor como Clemens, pero después del gran jonrón que pegó Bryan McCaan en el segundo episodio también comenzamos a asegurar la victoria", comentó Jones.

Mientras su compañero de equipo, el parador en corto dominicano Rafael Furcal, en cuatro turnos al bate, conectó dos imparables y se fue sin producción, pero realizó una gran defensa.

Por los Astros, el novato jardinero central dominicano Willy Taveras, pegó tres imparables en cuatro viajes al plato, sin que tampoco pudiese superar la gran pelota que lanzó el veterano John Smoltz.

Para este viernes, el abridor venezolano Freddy Garcia (14-8) esta anunciado como el estelar por los Medias Blancas De Chicago, que se encuentran a sólo una victoria de eliminar a los campeones de la Serie Mundial, Medias Rojas, cuando se enfrenten en el Fenway Park de Boston.

rl