Qué barbaridad; protestas en plena fiestas navideñas

Por El Nuevo Diario lunes 10 de diciembre, 2012

Si los dominicanos más sensatos no toman el toro por los cuernos, la verdad es que nos abocamos a retroceder como sociedad.

Y, decimos esto porque aunque hemos avanzado en muchos aspectos ejemplo, poner a soga corta a los dos grandes partidos respecto a garantizar la paz y armonía de la familia dominicana en época navideña con aquello de la tregua navideña no obstante, resulta preocupante que unos cuantos grupos independientes y de la sociedad civil organizada apoyados por imberbes dirigentes políticos que no entienden que la política tiene su ética, así como la tiene la contienda bélica, se lanzan a entorpecer la paz y la armonía de la sociedad dominicana.

Por favor señores, ya es una tradición respetar la tregua navideña. Llevar a cabo en plena fiestas una jornada de protesta aparente contra la corrupción, la reforma y la impunidad, para el momento es un adefesio social y político. Todas estas barbaridades muy bien pudieran realizarse en otro momento, realmente es algo insólito.

El derecho a reclamar en un acto cívico es constitucional pero, manifestarse contra la corriente de una sociedad sana, es reprochable. En tal sentido solicito tomar las cosas con el mayor sentido de la sensatez y respeto hacia los demás que aspiran a unos días tranquilo, de sosiego y fuera de acciones estresantes.

Por esas barbaridades es que el pueblo pone cada cosa en su lugar, porque no será así como lograremos los objetivos de nación.