Que se aclaren los US$10 millones radioeléctricos

Por Carlos Luis Baron miércoles 7 de marzo, 2012

Hasta hace poco se apreciaba una falta de valor y firmeza política para llegar al verdadero blanco, y parecía que se evitaba, apuntando hacia bocones y boconas aparentes, apuntar al centro de las manos diestras: Estoes, hacia los titiriteros que están moviendo las tramas.

Ahora vale recordar que hace seis años se habló y se intentó de someter a la justicia a alguien. No se buscó al verdadero beneficiario. Por eso yo mismo critiqué el procedimiento y defendí al aludido del espejismo. Algo parecido a lo sucedido en febrero pasado, cuando fue abierta la cloaca de trampas e infamias.

En 2006 se erró el blanco. Se tocó al lado, no adonde se decía que estaba el verdadero destinatario y beneficiario.

Ni se investigó a los que refrendaron, callaron, dejaron pasar sabiendo o se hicieron cómplices de estos negocios que perjudicaron, a fin de cuentas, al mismo pueblo más que al propio Estado.

En 2006 se rumoraba de US$10,000,000.00 (Diez Millones de Dólares) que con un chantaje se logró que pagara por lo bajo por ciertas frecuencias del espectro radiotelevisivo, en los años iniciales del siglo 21, uno de los banqueros presos en Najayo.

Cabría preguntarse si ese tipo de práticas de sobornos contribuyó al desastre de aquel banco, y a las consecuencias que hoy seguimos pagando aún los dominicanos y dominicanas por la quiebra bancaria. Si es así, el reclamo de que este expediente se clarifique está atado a la paz pública, tanto como a la necesidad de saber qué es verdad y qué es mentira.

Se ha dicho en los corrrillos políticos que el peaje se habría pagado en la administración anterior a la iniciada en 2004, y mejor ahora que nunca para que las cosas queden claras.

Si este rumor público tuviese o no visos de veracidad, para comprobarlo este es un buen momento. Se ha dicho repetidamente que una de las Fuentes de Información está en Najayo.

La justicia, especialmente el Ministerio Público, que investigue si ocurrió el hecho, para que así se aclarase el caso de los famosos diez millones de dólares radioeléctricos.

Si se quedara oculto este caso, en el misterio que lo ha acompañado desde que apareció como un rumor, tendrían entonces razones los que dicen que Ha Faltado Valor y Firmeza Política para sacarlo de su raíz verdadera.