¿Quién parará estos hechos?

Por Carlos Luis Baron jueves 6 de diciembre, 2012

UNIÓN EUROPEA.- Confieso que no tengo intención de criticar a nadie, sólo quiero formular algunas preguntas sobre algunos tópicos importantes en cuanto a la situación que atraviesa actualmente la República Dominicana, especialmente sobre la criminalidad, el desasosiego y sobre todo sobre la violencia en general, luego de haber realizado una investigación acerca de la ola de crimines que acontecen a diario en todo el territorio nacional, obteniendo como resultado cerca de un centenar de muertes en tan solo un mes que pudieron ser evitadas en su mayoría, pero que aún no lo fueron y que por el contrario se repiten todos los meses del año.

¿Por qué, en mayoría es el pueblo dominicano tan violento? luego de haber sido tan amable y bondadoso, es lamentable que en una sociedad como la nuestra se haya perdido la confianza en los demás, esa vocación de bonachón que ante caracterizó a nuestra gente, ya no se refleja en el rostro de nadie, en cambio se percibe el odio y la maldad y la apatía, aunque no en todo el mundo.

¿Por qué la Policía Nacional, llamada agentes del orden público no está en capacidad de apresar a los delincuentes para que estos sean sometidos por antes los tribunales correspondientes, sino que hacen justicia por su propia cuenta? Aunque lleve uniforme de Estado, nadie tiene licencia para acabar con la vida de ningún ser humano.

¿Para qué construye el Estado Dominicano cárceles y edificaciones judiciales y paga cientos de millones de pesos anuales en jueces y fiscales, si allí solo son llevado los rateros delincuentes que cometen menores delitos, mientras los delincuentes de cuellos blancos gozan de inmunidad o mejor dicho son intocables? A diario vemos como son juzgadas personas que cometen hechos sin ningún tipo de importancia, muchos de los cuales se pudren en las mazmorras del país por haber sustraído una gallina o un racimo de plátanos o cualquier disparate, recién pasado unos meses una pobre mujer fue llevada a la justicia por haber robado una lata de leche para darle de beber a sus hijos hambrientos.

¿Perdió la autoridad pública la capacidad de apresar a los delincuentes? Es de todo conocido que anteriormente a los quebrajadores de las leyes la policía nacional los apresaban y estos eran sometido por ante la justicia del país, ahora ésta solo se encarga de eliminarlos, muchas veces por temor a ser identificados como cómplices de fechorías, esto no quiere decir que dentro de las filas policiales no hayan gente serias, pero ya tantos hechos dan suspicacias.

¿Quién suple de armas mortales a los delincuentes y emiten los permisos de porte y tenencia? ¿A caso estas entran de contrabando al país y quienes llevan el floreciente negocio? Para nadie es un secreto que gran parte de la ciudadanía posee un arma de fuego con permisos que consiguen con gran facilidad, también los delincuentes las poseen con permisos o sin ellos.

¿Por qué el gobierno no invierte en la juventud para que ésta tenga un mejor futuro? Para nadie es un secreto que la falta de oportunidad determina el accionar de ellos, que se ven acorralados y tratan de buscar lo que ellos entienden le pertenece.

¿Cómo piensa el gobierno acabar con la pobreza en todo el país? ¿Acaso dando tarjetitas de solidaridad a las familias más necesitadas con un valor de trescientos a quinientos pesos? Cuando solo un tanque de gas cuesta dos mil cuatrocientos pesos.

Mientras muchos ciudadanos pernoctan hasta debajo de los puentes en diversas áreas de la ciudad por la falta de techos para vivir, el gobierno construye lujosos apartamentos progresistas y se lo regala a los funcionarios miembros de su partido, jueces, periodistas, familiares y allegados, usando para ello los dineros que corresponde a las Arcas del Erario Público. ¿Está supuesto el Estado a regalar desenfrenadamente lo que le corresponde al pueblo?

En República Dominicana existe un desempleo por encima de un 30% de la población y muchos que aún trabajan no reciben un salario suficiente para mantener su familia, es de ahí que depende la actitud de los ciudadanos, si bien es cierto que muchos de ellos prefieren morir de hambre junto a su familia ante que delinquir, más sin embargo un ser viviente puede permanecer años al intemperie, desnudo o sin percibir la comodidades que permite el lujo, pero ningún ser viviente puede pasar más de tres días sin injerir alimentos; porque por más manso que sea, se convierte hasta en una verdadera fiera.

Un hombre que tiene tres días sin tener los medios para alimentar a su familia, sale a las calles a encontrarlos de la forma que sea, sin importar ni pensar cuales consecuencias que les puedan llegar.

Una juventud que está perdida de los vicios no tiene don de razonamiento, que además no cuenta con un gran nivel de estudios, se convierte en la carnada más fácil para delinquir, la droga las venden en todas las esquinas, en este país se castigan a los consumidores y a los pequeños vendedores, pero a los grandes suplidores se le premian y lo llevan a la alta sociedad, para estos últimos no existe la justicia, porque la justicia son ellos mismos.

La delincuencia existente en todo el país es producto del desinterés de las autoridades para corregir estos males, un joven sin educación suficiente y sin trabajo no tiene más remedio que salir a las calles para hacer cualquier cosa. La ola de asaltos, el desasosiego social y la criminalidad general forman parte de la vida diaria de gran parte de los pobres del país, sobre todo porque la juventud no tiene perspectiva, el congreso legisla para ellos y gobierno sólo gobierna para un grupo partidario, echando de lado a toda una sociedad sin o con diferente ideología, lo que la hace inmerecida de las prerrogativas que le confiere.

La República Dominicana se encuentra atravesando por momentos difíciles, tanto en el aspecto político, económico y social, donde la muerte asecha a las personas en cualquier esquina, a cualquier hora y hasta bajo los rayos del sol, un país con una estadística de mortalidad violenta cerca de un centenar por mes, es un país que se debe declarar en estado de emergencia, es por ello que nos preguntamos: ¿Que están haciendo las autoridades para corregir este mal? ¿De continuar así la situación nacional, que tiempo se necesitará para acabar con la población? ¿Tiene verdaderamente el gobierno la intención de corregir lo que está mal? ¿Necesitamos una varita mágica para acabar con la criminalidad porque las autoridades del gobierno no están en la capacidad de hacerlo? ¿Por qué tanta violencia en todo el país?

¿Quién parará estos hechos, hasta cuando señor, hasta cuándo tendrán los dominicanos que soportar esta situación sin que nadie se conduelo de ellos?

Que Dios bendiga y proteja a todo el pueblo dominicano.