¿Quiénes deben pagar la reforma fiscal?

Por Carlos Luis Baron sábado 30 de junio, 2012

Danilo Medina quiere más dinero; Leonel Fernández está de acuerdo, pero quiere que sea Danilo quien se encargue de buscar más dinero. Si el dinero se busca por la vía fiscal hay sólo una fuente: LOS BOLSILLOS DEL PUEBLO. Los expertos se reunieron y coinciden en señalar que LOS BOLSILLOS DEL PUEBLO POBRE Y DE LA CLASE MEDIA ESTÁN EXHAUSTOS, Y QUE MÁS IMPUESTOS PODRÍA GENERAL UNA REBELIÓN POPULAR.

Uno de los expertos, Edgar Barnitcha Geara, propone dos vías alternativas para que el gobierno de Danilo Medina disponga de más dinero:

1° Racionalizar el gasto público, y gastar menos.

Esto se puede hacer de varias maneras, todas plausibles, entre ellas: Suprimir los 354 viceministros inorgánicos, reducir en un 80% la abultada nómina del Ministerio de Relaciones Exteriores, reducir los salarios exhorbitantes, incluyendo la de instituciones autónomas y descentralizadas a no más de 500 mil pesos, eliminar el barrilito a senadores y diputados, eliminar las tarjetas de crédito pagadas por el gobierno a funcionarios civiles y militares, reducir en un 20% la nómina pública, suprimir el pago de teléfonos celulares a funcionarios públicos, suprimir los Ministerios de la Mujer, de la Juventud, por inoperantes, eliminar la asignación de fondos públicos al Despacho de la Primera Dama, eliminar la Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado, transfiriendo sus funciones al Ministerio de Obras Públicas, etc.

La otra alternativa es "revolucionaria" y justiciera:

2° Cobrar los impuestos dejados de pagar "a aquellos que se han robado una cantidad enorme sin pagar los impuestos".

Es una sabia sugerencia que de aplicarse contribuiría transparentar el gasto público y estimularía la honestidad de los funcionarios, y como Danilo Medina es peledeísta, nadie mejor que él para detectar a sus compañeros que han amasado fortunas colosales por la vía rápida y sin pagar un centavo a la "diligente y efectiva" Administración Tributaria. He aquí algunas saludables, factibles y útiles sugerencias:

Comensar con Félix Bautista y Leonel Fernández. Ambos recibieron de Alberto Cedeño el equivalente a 9 millones 650 mil euros de una cuenta abierta en el Danske Bank de Dinamarca, a través del Banco de Reservas, y Bautista es dueño de un consorcio de empresas y una fortuna tan exorbitante que ni el mismo, según sus palabras, conoce el monto; compare la declaración jurada de todos los funcionarios del gobierno de Leonel Fernández cuando asumieron el cargo, con sus actuales patrimonios. Recupere lo que no pueden justificar, que la Constitución lo permite. Por lo que puedan justificar reclame los impuestos dejados de pagar y ordenar una auditoría financiera a todas las obras construidas en el gobierno de Leonel Fernández para determinar su costo real, y recuperar el costo por sobrevaluación; recuperar el dinero por concepto de avances para obras que no se iniciaron; poner en venta los lujosos apartamentos construidos con dinero del pueblo en la Avenida Luperón, et.

Esas medidas enviarían un mensaje positivo a la población y demostraría que "Hacer lo que nunca se ha hecho", no es mera retórica.

Estamos de acuerdo con la propuesta de Edgar Barnitcha Geara, y compartimos su criterio en el sentido de que: "no podemos caerles otra vez a los que siempre pagan", y pretender " aumentar las recaudaciones cayéndoles encima al menos pudiente".

Leonel Fernández inició sus ocho años con una reforma fiscal y nuevos impuestos; Danilo Medina parece que seguirá el mismo camino. En estos momentos, excepto los muy ricos y los funcionarios peledeístas, ningún dominicano está en condiciones de pagar más impuestos. En los últimos tres meses de la campaña electoral, la nómina pública se infló con 7500 nuevas botellas, por lo que si Danilo va a HACER LO QUE NUNCA SE HA HECHO, el pueblo que paga impuestos le agradecería que elimine todas las botellas creadas en los 8 años de Leonel Fernández, que gaste menos y ahorre más. Así no hará falta seguir exprimiendo los bolsillos de la gente que trabaja.