Ramírez y Rodríguez encabezaron lista de nueve bateadores latinos

Por lunes 31 de octubre, 2005

Louisville (EEUU), (EFE).- El protagonismo de los peloteros latinoamericanos durante la temporada regular del béisbol profesional comienza a quedar reflejada en los premios que hoy recibieron nueve cuando se designaron a los mejores bateadores de ambas ligas.

Como se esperaba los dominicanos Manny Ramírez, de los Medias Rojas de Boston y Alex Rodríguez, de los Yanquis de Nueva York, encabezaron esa lista después de haber recibido por octava vez el premio de Bate de Plata en las Grandes Ligas.

Ramírez y Rodríguez recibieron la noticia que habían elegidos para ganar de nuevo el premio "Silver Slugger", que se otorga a los mejores bateadores en cada posición.

El jardinero de los Medias Rojas logró el premio por séptima vez consecutiva, empatando con Rodríguez, que el año pasado corta esa racha, pero esta temporada lo ha ganado en la posición de tercera base.

Rodríguez había ganado anteriormente el premio, pero en la posición de campocorto.

Junto a Ramírez y Rodríguez también fueron ganadores del premio otros cuatro bateadores dominicanos, entre los que están el jardinero Vladimir Guerrero, de los Angelinos de los Angeles, que lo consigue por quinto año consecutivo.

También lo ganaron el campocorto Alfonso Soriano, de los Vigilantes de Texas, tercera vez que lo consigue; y Miguel Tejada, que juega en la misma posición con los Orioles de Baltimore, y lo recibió por segunda temporada consecutiva.

El cuarto bateador dominicano que ganó el premio fue el designado David Ortiz, que lo hizo por primera vez, y dejó a los Medias Rojas con Ramírez y el receptor Jason Varitek como el equipo con más jugadores galardonados.

La lista de premiados de la Liga Americana la completaron Mark Teixeira, primer base de los Vigilantes y el jardinero Gary Shefield, de los Yanquis.

Dentro de la Liga Nacional, hubo grandes novedades en los premios con el venezolano Miguel Cabrera; de los Marlins de Florida; el panameño Carlos Lee, de los Cerveceros de Milwaukee; el boricua Felipe López, de los Rojos de Cincinnati y el curazoleño Andruw Jones, de los Bravos de Atlanta.

Todos ellos para ganar el premio por primera vez desde que llegaron a las Grandes Ligas.

Lee lo ganó en la posición de jardinero en su primer año con los Cerveceros; lo mismo que Cabrera y Jones, también ocuparon los jardines con sus respectivos equipos, mientras que López lo recibió como campocorto.

El resto de los premiados dentro del viejo circuito fueron Derrek Lee en la posición de primera base con los Cachorros de Chicago; Jeff Kent, en la segunda con los Dodgers de Los Angeles; su ex compañero Morgan Ensberg, de los Astros de Houston, lo ganó como antesalista, y Michael Barrett, de los Cachorros fue el receptor ganador, siendo el lanzador Jason Marquis, de los Cardenales de San Luis el que mejor bateo de los lanzadores.

Las selecciones son hechas por manejadores y entrenadores de los respectivos equipos de ambas ligas, quienes no pueden votar por jugadores del suyo propio.

La referencia para conceder los premios son una serie de estadísticas ofensivas, como promedio al bate, porcentaje de embasamiento y porcentaje de slugging, además de consideraciones acerca del valor del jugador como apoyo en el ataque de su equipo.

Los premios para algunos jugadores como Guerrero, Derrek Lee, Ramírez, Rodríguez, Tejada y Varitek les permitió conseguir unas bonificaciones extras de 100.000 dólares para cada uno como tienen estipulado en su respectivos contratos.

Mientras que para Barrett la bonificación será de 50.000 dólares; Ensberg cobrará 25.000 y Carlos Lee tendrá un pago extra de 15.000 dólares.EFE