Rangel dice que si quieren una disculpa, “que esperen sentados”

Por miércoles 23 de noviembre, 2005

Caracas, 23 nov (EFE).- El vicepresidente de Venezuela, José Vicente Rangel, vaticinó que las relaciones con México "van a mejorarse", pero advirtió al Gobierno mexicano que espere "sentado" una disculpa, pues no va a haber tal cosa de parte venezolana. "Que esperen sentados, porque disculpa no va a haber (…); Venezuela no acepta imposiciones de nadie. Nosotros vamos a conversar, a avanzar en las relaciones, a mejorarlas", declaró a los periodistas.

Rangel destacó que el canciller venezolano, Alí Rodríguez, "está adelantando una política coherente en esa materia; se mantienen los niveles de relación y abiertas las dos embajadas".

En el Gobierno del presidente Hugo Chávez "aspiramos a que se supere el impasse", subrayó.

En las conversaciones a nivel de cancilleres, prosiguió, "si hay avances, aunque a veces son invisibles, que son más eficientes".

Los Gobiernos de México y Venezuela retiraron sus embajadores el pasado 14 de noviembre, como resultado de un cruce de ataques verbales que tuvo su origen, según Caracas, en las "provocaciones" del presidente mexicano, Vicente Fox, en la Cumbre de Mar del Plata (Argentina).

El Gobierno venezolano también considera que la actual crisis diplomática con México es el fruto de una estrategia de Estados Unidos para dividir y debilitar el bloque latinoamericano de países y para aislar a Venezuela.

Venezuela sostiene que la crisis, que ha dejado las relaciones diplomáticas bilaterales a nivel de encargado de negocios, la empezó Fox al criticar "en términos irrespetuosos" a Chávez.

Después, el presidente venezolano dijo que Fox ha dejado a su país "arrodillado" ante EEUU y le acusó de ser un "cachorro del imperio" estadounidense, lo que llevó a México a pedirle que se disculpe. EFE