Rasgos biográficos de Juan Pablo Duarte

Por Carlos Luis Baron jueves 26 de enero, 2012

En el exclusivo sector de Santa Bárbara de aquel entonces, el 26 de enero del 1813, nació nuestro primer padre de la patria Juan Pablo Duarte, hijo de los señores: Juan José Duarte y Manuela Diez, fueron sus hermanos: Vicente Celestino Duarte, Rosa Duarte, Francisca Duarte, Manuel Duarte y otra hermana que murió en la adolescencia. Duarte desde muy pequeño mostró dotes de estudio e interés de conocimiento, hasta tal punto de que a los 6 años de edad, ya sabia de memoria el catecismo y el abecedario, tuvo varios profesores en las diferentes materias para el aprendizaje, pero su primera profesora fue una amiga de su madre, quien manifestó el interés de ser la primera en enseñarlo a leer. Duarte tenía mucho interés en viajar para robustecer sus conocimientos, en aquellos países que habían logrado un desarrollo considerable, donde imperaba la libertad individual de sus ciudadanos.

Advirtiendo ese interés de Duarte, el señor Pablo Pujols, muy amigo de los padres de Duarte, le dice a estos que lo dejaran ir con él hacia el exterior del país, donde Duarte podría materializar sus anhelos, consintiendo estos tal propuesta, tomando en consideración de que su hijo iba a estar bien acompañado.

Este es un momento muy importante para nuestra historia, porque aquí es precisamente donde a Duarte se le inflama el deseo de ver liberada su patria y ver sus conciudadanos libres y felices. Esta situación tuvo su motivo basado en que el capitán del barco en que Duarte y el señor pujols iván a bordo, manifestó de manera burlesca, haciendo alusión de que los dominicanos, no teníamos el valor de independizarnos del régimen haitiano de aquel entonces, calando dichas palabras en el corazón de Duarte, de tal manera que estuvieron con él hasta el momento de su muerte, contestando Duarte cuando le preguntaron que de donde era el, manifestando enérgicamente “Soy Dominicano”.

Para Duarte y nuestro país, fue sumamente importante este viaje, tomando en consideración, que aparte de lo aprendido se dió cuenta de lo importante que es vivir en libertad, observando Duarte las libertades existentes en Barcelona, ciudad de España, y ya estando en la casa de sus padres como consecuencia de su regreso, inmediatamente reunió a sus amigos y allegados, a los fines de prepararlos a nivel de estudios y de esa manera sembrar en ellos la tea que los motivaría a iniciar el recorrido del camino que los habría de llevar a la consecución de la liberación de nuestro país del régimen haitiano de aquel entonces, formando para tan largos y costosos fines una organización secreta que se llamó la trinitaria, fundada el 16 de julio del 1838, jurando de tal manera, que estamparon con su sangre el juramento trinitario, obligándose a no desmayar hasta que no estuviera libre nuestro país y en consecuencia tomar las riendas de su propio destino, aun sea a costa de sus vidas y bienes, siendo 9 personas las que formaron en principio dicha sociedad secreta. Luego de proclamada nuestra independencia, duarte y su familia fueron desterrados a Venezuela, por el déspota, dictador y traidor Pedro Santana, que se alzó de manera vil y traidora con el santo y la limosna conjuntamente con tomas Bobadilla. Desde entonces Duarte y su familia tuvieron que vivir de manera forzada y humillante en el ostracismo en ese hermano país, como consecuencia de la mala jugada que le hicieron aquellos malos dominicanos, a quien tanto amo, a la Republica Dominicana y a los suyos. Duarte murió en Venezuela el 15 de Julio de 1876 a la edad de 63 años, en la extrema pobreza, enfermo y desilusionado de aquellos malos dominicanos, pero no arrepentido de haber encendido la tea de la libertad, acrisolada en el corazón de los dominicanos en los que permanecerá para siempre.

Amen.

SEAMOS AGRADECIDOS “RECORDEMOSLE”