RD busca protegerse de delincuencia cibernética

Por martes 8 de abril, 2008

SANTO DOMINGO.-República Dominicana gestiona adherirse al Convenio sobre la Ciberdelincuencia del Consejo de Europa, del 23 de noviembre del 2001, con miras a incrementar la eficiencia en la investigación de los crímenes y delitos de alta tecnología en el país, informó el presidente del Instituto Dominicano de las Telecomunicaciones (Indotel).

El doctor José Rafael Vargas, secretario de Estado, dijo que informó sobre el interés del país de sumarse a este convenio mediante comunicación dirigida a Terry Davis, secretario general del Consejo de Europa. Explicó que estos delitos se penalizan en República Dominicana por la ley número 53-07 sobre Crímenes y Delitos de Alta Tecnología promulgada el 23 de abril del 2007.

La notificación de la decisión dominicana fue entregada por la consultora jurídica del Indotel, doctora Joelle Exarhakos y el general Claudio Peguero, asesor de Informática del Jefe de la Policía Nacional, en el marco de la Conferencia Octopus 2008, que se realizó en Estrasburgo, Francia, indicó el presidente del Indotel.

La Conferencia tuvo como objeto “mejorar la cooperación entre las autoridades encargadas de la investigación de los crímenes y delitos de alta tecnología, los proveedores de servicios y la aplicación de las distintas leyes contra los mismos. Igualmente, en la actividad se analizó el estado de la legislación a nivel internacional, el delito cibernético y la eficacia de la cooperación internacional.

A la vista de la creciente vulnerabilidad de las sociedades frente a la amenaza de la delincuencia informática, el cónclave ofreció una plataforma para mejorar la cooperación entre las principales partes interesadas de todo el mundo.

El Consejo de Europa ayuda a los países a protegerse de la amenaza de la delincuencia cibernética a través del Convenio sobre Ciberdelincuencia y su Protocolo sobre el Racismo y la Xenofobia cometidos a través de sistemas informáticos.

La Convención sobre la Ciberdelincuencia del Consejo de Europa es el único instrumento internacional vinculante sobre esta cuestión. Sus disposiciones sirvieron de guía a la Ley No. 53-07, contra Crímenes y Delitos de Alta Tecnología, y orientan a cualquier país interesado para la adecuación de la legislación nacional contra el delito cibernético y como un marco para la cooperación internacional entre los Estados Partes en la Convención.