RD rechaza acciones contra presidente de Nicaragua

Por lunes 5 de septiembre, 2005

Managua, Nicaragua, El Gobierno Dominicano, junto a los demás países miembros del Sistema de Integración Centroamericana, rechazó el proceso de desafuero promovido contra el Presidente de Nicaragua, mediante una declaración conjunta en la que solicita la convocatoria inmediata a un Período Extraordinario de Sesiones de la Asamblea General de la OEA para tratar el tema.

"Dada la urgencia de la situación, la resolución estableció instruir a los Representantes Permanentes de los países del Sistema ante la OEA para que, de manera conjunta, soliciten al Consejo Permanente, la convocatoria inmediata a un Período Extraordinario de Sesiones de la Asamblea General de la Organización", explicó el Canciller Carlos Morales Troncoso.

Dijo que los presidentes centroamericanos y los representantes de los gobiernos de Panamá y Belice manifestaron su apoyo al Presidente Enrique Bolaños y reiteraron en la resolución que el organismo no reconocerá a ningún Gobierno surgido de alteraciones al orden constitucional democrático.

La resolución fue suscrita por el Canciller Carlos Morales Troncoso, en representación del Presidente Leonel Fernández, durante una reunión extraordinaria de Jefes de Estado y de Gobierno del SICA, convocada de emergencia en Managua, y celebrada este lunes en el Aeropuerto César Augusto Sandino.

La cumbre de emergencia fue convocada luego del fallo de la Suprema Corte de Justicia de Nicaragua que avala una reforma constitucional que limita los poderes del Presidente de la República.

Asistieron los presidentes de Guatemala, Oscar Berger; de El Salvador, Antonio Saca; de Honduras, Ricardo Maduro; y de Costa Rica, Abel Pacheco; el segundo vicepresidente de Panamá, Rubén Arosemena; y el embajador de Belice para Centroamérica, Moisés Cal, en representación de sus gobiernos.

Asimismo acudió a la cita, en representación del Secretario de la Organización de Estados Americanos, Dante Caputo, quien presentó un informe elaborado por el organismo sobre la crisis de Nicaragua.

En la declaración, los mandatarios centroamericanos y República Dominicana plantearon la realización un diálogo nacional amplio para encontrar soluciones democráticas a los graves problemas existentes entre las partes implica las siguientes cuestiones:

Sostiene que dicho diálogo implica la creación de un clima político exento de presiones y amenazas y restablecimiento inmediato e incondicional del Balance, Separación e Independencia de los Poderes Públicos que se pretende alterar con las reformas constitucionales.

También propone la reversión de los procesos de desafuero contra el Presidente y su Gabinete por las motivaciones políticas indicadas y adopción de mecanismos de consulta popular directa al pueblo de Nicaragua como único depositario de la soberanía y de la adopción de decisiones sobre su futuro.

La declaración reitera el apoyo el apoyo a una sentencia de la Corte Centroamericana de Justicia, emitida el 29 de junio pasado, en la que declaró inaplicable una reforma constitucional que la Asamblea Nacional de Nicaragua aprobó en enero del año en curso, precisó el Canciller Morales Troncoso quien viajó el domingo a Nicaragua.

Morales Troncoso explicó que días después de dicha sentencia, el 30 de junio, durante la última reunión de las naciones miembros del Sistema fue emitida una resolución en la que plantearon que se debía cumplir cabalmente dicha sentencia ?a fin de que puedan prevalecer el equilibrio entre los poderes públicos en Nicaragua.