Repara calles sectores Santo Domingo Este

Por admin sábado 29 de marzo, 2008

La Secretaria de Obras Publicas inició la reparación de varias calles de sectores, en Santo Domingo Este (SDE), Invivienda Santo Domingo, enclavada en el perímetro que le corresponde a la gigantesca Provincia, fue una de las seleccionadas por el organismo.

Brigadas de esa cartera, desde tempranas horas del día, invaden la tranquilidad e inician el bacheo y el tapado de hoyos en algunas de las calles. Desde hace varios años, la barriada pedía a gritos la reparación de las mismas que “estaban en condiciones intransitables”.

“Para que no se detenga el progreso”, se lee en un letrero, puesto por obreros de Obras Publicas, justo al lado de los camiones y maquinarias que transportan el asfalto. Ese anhelo de los residentes del sector, se ve materializado en un “año electivo”, o si no, ni un hoyito le taparan.

Juan de los Santos, alcalde de SDE y el secretario de Obras Publicas, anunciaron con bombos y platillos, la inversión millonaria del gobierno en la reparación de las calles de Invivienda Santo Domingo.

Es un deber del gobierno, hacer esas inversiones, porque la Constitución de la Republica, le obliga, pero la politización y el clientelismo, está presente en la intención. Lo hacen para que los residentes de la barriada, “echen su voto” a favor del gobierno de turno, que encabeza Leonel Fernández, y el Partido de la Liberación Dominicana (PLD).

Así lo hacen en muchos sectores, no sólo de Santo Domingo, sino de pueblos del interior. Andan buscando “los votos que les faltan para retener el poder”, y para eso, usan los recursos del Estado, como presión. ¿Por qué no la repararon antes?

Invivienda Santo Domingo, no sólo carece de calles, también de vigilancia policial, porque la delincuencia se adueña del sector. Sus calles tenían años inservibles, pero es ahora en el 2008, que el gobierno decide ejecutar su obligación.

Juan de los Santos, el alcalde de la ciudad, de este lado, también implementa una política de clientelismo, con la reparación de parques; cosas que hacia su antecesor, pero que no le dio tanta promoción como ahora. Millones y millones en publicidad, es la metodología del PLD: controlar la psiquis del pueblo, para que crean lo que no es.

Las calles de Republica Dominicana, están siendo todas reparadas, ahora, justo ahora, cuando el próximo 16 de mayo, se harán elecciones. Cuatro años, y ahora, ya en su ocaso, se dieron cuenta, que en muchos barrios, habia que repararles las calles.

Pero, además, también reconstruyen Escuelas, inician Presas, Canchas, entre otras maldades, pero lo hacen. Violan la Constitución, pero como el pais, está sumido en la ignorancia más cruel. Quién no sabe eso. Leonel, gobierna con hilos de modernidad, pero con métodos del pasado.

Las calles de Invivienda Santo Domingo, por fin, se verán bonitas. Se reparan, algunas que no necesitan eso, pero estamos en campaña, porque hay almas que salvar. Los millones están repartidos a dos manos. Las nominillas, que gracias a Dios la Junta Central Electoral, prohibió, por lo menos, eso se dijo.

La demagogia es parte del pan nuestro, en este proceso electoral. El transfuguismo, es hoy en día, una doctrina. Los cuartos de los dominicanos, son tomados por los que gobiernan. La moral de muchos, se fue a pique. Los que antes abversaban, hoy fueron comprados por “unos cuantos millones”.

Santo Domingo Este, es un blanco del gobierno, debido a que tienen datos, desde sus centros de cómputos, que muchos votos, para estas elecciones, están de ese lado. Por eso, la mirilla, está puesta. Que los moradores de Invivienda Santo Domingo, no crean que lo “hacen por amor a la humanidad”, sino a sus votos, después de eso, “que se jodan”. Ya lo dijo Temistocles Montas, Director de Estrategias de Campaña del PLD, que los subsidios “son hasta después de mayo, inmediatamente pasen las elecciones, nos jodimos todos”.

Pero, este es un pais tan variopinto, caminando por una calle del Distrito Nacional, me detuve a comprar una fruta. Una señora se acercó al frutero a comprar una piña.

–Que cara está y por qué- dijo la señora. Yo, que estaba al lado, le dije: “E pa lante que vamos” y la señora me contestó fríamente: “Leonel, no siembra piña”. A partir de ahí, supe, que vivimos en un pais lleno de masoquistas.

Joaquín Balaguer, sembró la costumbre, de poner a pensar a los dominicanos con el estómago. El análisis de la señora, me llevó a reflexionar: que los pueblos, tienen los gobiernos que se merecen.