Residentes en Barahona se quejan de problemas con aguas negras.

Por Abraham Montero sábado 28 de enero, 2017

EL NUEVO DIARIO, BARAHONA.- Los residentes en la esquina que forman las calles Rafael Matos Falé con Duarte de esta ciudad denunciaron que llevan cerca de cinco años padeciendo de la putrefacción de una agua negra peligra la salud del sector.

En similares condiciones están los badenes de la Padre Billini, 30 de Mayo y Candelario de la Rosa con esquina Duarte, ante la sorpresiva indiferencia del alcalde Tavito Suberví, quien habría prometido en la campaña electoral solucionar la situación, pero no ha hecho nada.

Así lo dijo Ranchy Pérez, quien mostró preocupación por la contaminación que guarda esa agua descompuesta, la que podría desenlazar numerosas enfermedades a niños, adultos y ancianos que habitan en ese entorno.

“Esa canaleta ha sido el principal promotor de enfermedades en este sector; esa agua ya no la soportamos, por su alto nivel de contaminación y sin embargo el ayuntamiento no resolver este asunto”.

Aseguró que la gestión de Tavito Suberví ha recibido decenas de millones de pesos, pero que lamentablemente la ciudad no sale de un verdadero atraso, ya que sus condiciones empeoran de forma espantosa por la poca inversión en los servicios básicos.

Apuntó que las autoridades de Salud Pública, Instituto Nacional de Aguas Potables y Alcantarillados (INAPA), y Medio Ambiente deben adoptar medidas contra al ayuntamiento a fin de que recupere la salud de este sector.

Alegó que es penoso cuando ciudadanos que transitan en esa vía en motocicletas se deslizan sobre ese fango tan hediondo y con tanta podredumbre.

POR OMAR MEDINA