Revista “Famiglia Cristiana” incluye publicidad con trasero desnudo

Por miércoles 2 de noviembre, 2005

Roma, 2 nov (EFE).- La revista "Famiglia Cristiana", la publicación religiosa de mayor difusión en Italia, incluye en el número que saldrá mañana a la venta un espacio de publicidad en el que, por primera vez, se entrevé la silueta de un trasero desnudo de mujer. Desde el semanario católico se aduce que la imagen ha superado el examen de valoración de compatibilidad con su estilo, aunque algunos medios locales se han apresurado a señalar que con este anuncio se rompe un tabú.

Si se tienen en cuenta los estándares de la publicidad en televisión o revistas de hoy en día, la imagen es bastante recatada, pues la silueta del trasero femenino a penas se entrevé, detrás del cristal de una ducha empañado por la condensación.

"Si quieres ver más claro, llama rápido a tu electricista", es el eslogan de la publicidad de una marca de extractores de humos, olores y humedad.

El director de la revista, Antonino Sciortino, señaló que "no hay que ver lo que no es" y aseguró que la inclusión del anuncio no responde a "un descuido en el control de las imágenes publicitarias, sino a una decisión consciente".

Para el director, no se ha roto un tabú, pues "no me parece que una silueta de una figura femenina a través de un cristal empañado y sucio pueda crear turbaciones particulares", aunque reconoció que quizás pueda herir la sensibilidad de algunos lectores.

La atención que la publicación de la publicidad ha despertado en los medios italianos sorprende a Sciortino, quien considera que la revista "merecería la atención de los medios por otros temas, acontecimientos e iniciativas".

Aún habrá que esperar a la reacción de los lectores de la revista, pues en 1996 se generó una gran polémica por la publicación de una fotografía de algunas modelos en traje de baño.

Por una curiosa coincidencia, en el número que saldrá a la venta mañana hay una carta de una lectora que pregunta al director si existen "trajes de baño cristianos", que no ofendan el pudor, y se le responde que "una familia crecida en un ambiente sano sabe reconocer lo que tutela su pudor y ayuda a ser coherente con una vida bajo el signo de la castidad".