Rodríguez descarta posibilidad de golpe de Estado en Bolivia

Por miércoles 12 de octubre, 2005

La Paz, (EFE).- El presidente de Bolivia, Eduardo Rodríguez, descartó hoy la posibilidad de que se produzca un golpe de Estado en el país, en medio de la incertidumbre por el eventual aplazamiento de las elecciones de diciembre próximo.

A juicio de Rodríguez, esta amenaza, sobre la que han hablado el candidato indígena Evo Morales y el Comité Cívico de Santa Cruz, no tiene fundamento por los 23 años de vigencia de la democracia boliviana.

"No existe riesgo de un golpe de Estado. Por lo menos si se tratara del ámbito militar, yo tengo las certezas de lealtad y respeto a la Constitución por parte del Alto Mando" de las Fuerzas Armadas, dijo en una rueda de prensa en el Palacio de Gobierno.

Pese a las dos décadas de democracia ininterrumpida, los rumores de golpe de Estado en Bolivia son frecuentes por la larga tradición de dictaduras militares.

Rodríguez anunció también a los periodistas su decisión de presentar el próximo lunes, tras regresar de un viaje a España, una propuesta para desbloquear el conflicto judicial que amenaza la celebración de los comicios.

Dijo que su plan será conocido si es que el Congreso no logra el fin de semana un acuerdo para cumplir un fallo constitucional que ordena la redistribución de los escaños en la Cámara de Diputados.

El mandatario decidió partir mañana, jueves, a la ciudad española de Salamanca para asistir a la XV Cumbre Iberoamericana, tras disipar las dudas que tenía de hacer el viaje por la demora del Congreso en la solución de ese conflicto judicial.

Un fallo del Tribunal Constitucional emitido hace tres semanas ordena al Parlamento hacer un nuevo mapa electoral para redistribuir los escaños en la Cámara de Diputados, lo cual disminuirá la representación de los departamentos del occidente y subirá la del oriental Santa Cruz.

La falta de consenso en el Congreso, que hoy nuevamente decidió aplazar sus debates hasta mañana, jueves, hace temer una eventual revisión de la fecha de los comicios, aunque Rodríguez remarcó hoy que "no tiene en mente postergar el proceso electoral".

La votación debe realizarse el 4 de diciembre y la transmisión del mando al nuevo presidente está programada para el 22 de enero de 2006. EFE