Ronaldo y Eto'o marcarán un duelo en busca del liderato

Por viernes 18 de noviembre, 2005

Madrid, 18 nov (EFE).- Real Madrid y Barcelona disputarán el partido del siglo de cada temporada y lo harán con la presencia estelar de los dos delanteros más desequilibrantes de la Liga, Ronaldo y Samuel Eto'o, que pugnarán por demostrar quién es el mejor en un duelo en el que quien gane podría convertirse en líder, con permiso de Osasuna.

El clásico del fútbol español llega con una preparación inusual. Partidos internacionales, recuperaciones de lesionados y altercados de última hora, como la lesión muscular de Guti, han marcado el camino madridista hacia el duelo más esperado.

Vanderlei Luxemburgo, técnico del Real Madrid, fue recibiendo buenas noticias en el transcurso de la semana tras afrontar casi un mes de lesiones y sanciones en la plantilla, por lo que tendrá a su once de gala para recibir al conjunto azulgrana.

Así, el técnico brasileño recupera para este partido a Ronaldo Nazario, Julio Baptista, Zinedine Zidane e Iván Helguera, que se perdieron los últimos encuentros por sanción, al igual que a Pablo García, sancionado en la última jornada.

La lesión a última hora de Guti esclarece las dudas de Luxemburgo. La principal llegaba en la decisión entre un Baptista que jugaría con dolor, Robinho o Guti. En la portería con Iker Casillas y la línea defensiva todo está claro. Sergio Ramos abandona el centro del campo para volver a formar pareja de centrales con Iván Helguera. Los laterales serán para Míchel Salgado y Roberto Carlos.

A partir de ahí el entrenador madridista cuenta con varias opciones ofensivas aunque si el estado de David Beckham, con problemas en la espalda, y el de Pablo García, que llega al partido con 24 horas de recuperación tras viajar por medio mundo con su selección (Madrid-Uruguay-Australia en una semana) lo permiten, todo hace indicar que Julio Baptista y Robinho pugnarán por un puesto.

Para este clásico, y como no podía ser de otra manera, el Bernabéu colgará el cartel de no hay billetes y registrará un lleno hasta la bandera, en busca de conseguir un resultado similar al del año pasado, que terminó 4-2 y con el aliciente de que quien consiga los tres puntos, con permiso de Osasuna, puede convertirse en el nuevo líder de Primera División.

El Barcelona visita el Bernabéu en el momento más dulce de la temporada, tras haber encadenado cuatro triunfos en Liga ante el Osasuna, el Málaga, la Real Sociedad y el Getafe, y recuperado el fútbol que tantos elogios le reportó la pasada campaña.

Sin embargo, los jugadores azulgrana ha declinado durante toda esta semana el papel de favoritos, recordando que entre ambos equipos sólo hay un punto de diferencia en la clasificación y que el Real Madrid parte con cierta ventaja en los pronósticos por su condición de local.

Tanto Rijkaard como sus jugadores se han mostrado muy cautelosos en sus declaraciones y han intentado cerrar filas entorno a su compañero Samuel Eto'o, a quien le espera un recibimiento hostil en el Bernabéu tras insultar al club blanco durante la celebración del pasado título de Liga.

El propio Eto'o prefiere no recordar aquel episodio y ha evitado comentar las declaraciones de algunos jugadores madridistas, como Ronaldo Nazario da Lima o Iván Helguera, quienes han manifestado que al camerunés le espera en el Bernabéu un recibimiento similar a los que Luis Figo tenía en el Camp Nou cuando vestía la camiseta blanca.

El 'pichichi' de la Liga (10 tantos) prefiere hablar mañana sobre el césped de Chamartín, un campo que se le da especialmente bien y en el que ha visto puerta las últimas tres temporadas, en las que ha marcado tres goles con el Mallorca y uno con el Barcelona en la derrota del equipo azulgrana la pasada campaña (4-2).

El técnico barcelonista, Frank Rijkaard, no quiere que sus hombres cometan los mismos errores que en el último partido disputado en el Bernabéu, en la que la que los despistes defensivos condenaron a los catalanes, que tuvieron una mayor posesión del balón pero les faltó la pegada que evidenció su rival.

Tras el último entrenamiento, Rijkaard ha admitido que todavía le está dando vueltas al once que sacará ante el Real Madrid.

La primera incógnita está en el lateral zurdo, donde el técnico holandés tiene que decidir si dar continuidad a Silvinho o entrada a Van Bronckhorst.

El resto de la defensa que arropará al portero Valdés estará formada por Puyol y Márquez como centrales y Oleguer como lateral derecho.

La segunda duda de Rijkaard está en el pivote defensivo, que podría ocupar Motta, tras el buen partido que jugó en Getafe, o el brasileño Edmilson.

Por delante del pivote estarán, Xavi y Deco, que recupera su sitio en el once por el lesionado Van Bommel, y el tridente atacante estará formado por Giuly, en la derecha, Ronaldinho, en la izquierda, y Eto'o como delantero centro.

Alineaciones probables:

Real Madrid: Casillas; Salgado, Sergio Ramos, Helguera, Roberto Carlos; Beckham, Pablo García, Zidane, Baptista o Robinho; Raúl y Ronaldo.

Barcelona: Valdés; Oleguer, Puyol, Márquez, Van Bronckhorst, Motta, Xavi, Deco, Giuly, Ronaldinho y Eto'o

Arbitro: Iturralde González (colegio vasco).

Estadio: Santiago Bernabéu.

Hora: 20.00. EFE