Rumanía invita Consejo Europa a investigar presuntas cárceles CIA

Por viernes 25 de noviembre, 2005

Bucarest, 25 nov (EFE).- El Ministro de Asuntos Exteriores de Rumanía, Mihai Razvan Ungureanu, invitó hoy al Consejo de Europa a efectuar una investigación sobre la presunta presencia de cárceles ilegales de la CIA en este país.

Al mismo tiempo, el jefe de la diplomacia rumana negó rotundamente la existencia de esas prisiones que, según informaciones trascendidas a la prensa internacional, habría instalado de forma secreta la estadounidense Agencia Central de Inteligencia (CIA).

En su intervención en el marco de la Comisión Permanente de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa (APCE) celebrada hoy en Bucarest, Ungureanu aseguró que las autoridades rumanas "no tienen ninguna emoción a este respecto".

"La existencia de centros ilegales de detención de CIA en Rumanía es una afirmación sin fundamento" dijo el ministro, quien añadió que todas las instituciones del Estado han desmentido por comunicados oficiales esta acusación.

Ungureanu se congratuló de la decisión de la Comisión Jurídica y de la Comisión de los Derechos Humanos de la APCE de iniciar una investigación sobre la cuestión de las supuestas cárceles ilegales de la CIA en el territorio de varios Estados Europeos.

Explicó que las autoridades rumanas solicitaron a través de la embajada de Rumanía en EEUU a la organización de defensa de los Derechos Humanos "Human Rights Watch" (HRW) pruebas sobre sus afirmaciones de que Rumanía es una posible sede de prisiones secretas de CIA y precisó que hasta el momento no se han obtenido dichas pruebas.

"Hemos dicho desde un principio que en Rumanía no hubo algo parecido y que no hubo ninguna solicitud por parte de EEUU", aseveró Ungureanu, al tiempo que precisó que tampoco existe algún tipo de proyecto en este sentido "en el portafolio de actividades del Gobierno de Rumanía".

Reiteró que el Gobierno rumano no tiene ningún problema en invitar a quienquiera que lo desee a investigar el territorio del país.

Por su parte, Dick Marty, presidente de la Comisión Jurídica de APCE y responsable de la investigación sobre centros de detención CIA, instó a los representantes de los 46 países miembros del Consejo de Europa a cooperar para descubrir la verdad.

"No hay motivo alguno para poner en duda las declaraciones de los Gobiernos de Rumanía y Polonia, cuando éstos afirman que no están en posesión de ninguna información sobre la existencia de centros de detención secretos de la CIA en sus respectivos territorios" dijo.

Marty advirtió sin embargo a los miembros de la Comisión Permanente de APCE de que "no deben hacer prueba de ingenuidad" en esta cuestión, porque hay claros indicios sobre transferencias ilegales de prisioneros en Europa, acciones en las cuales probablemente se implicaron los servicios secretos occidentales.

Marty señaló que tales prácticas no se desarrollan por canales oficiales, sino por intermedio de los servicios secretos.

"Pero los servicios secretos no dicen nunca la verdad, y menos aún a los Gobiernos de sus países", señaló Dick Marty.

El representante del Consejo de Europa precisó que en el Viejo Continente no hay centros similares a las prisiones que tiene Estados Unidos en Guantánamo, por lo que no se espera encontrar algo semejante.

Lo más probable, según Marty, es que en Europa se trata de pequeños lugares, habitaciones, que fueron utilizados sólo temporalmente par interrogar a prisioneros.

Rumanía, país que ingresó en el Consejo de Europa hace 12 años, ejerce la presidencia de turno de esta organización paneuropea y por primera vez alberga la primera sesión de la Comisión Permanente de la APCE. EFE