Rumsfeld asegura “Katrina” no cambiará planes contra terrorismo

Por martes 6 de septiembre, 2005

Washington, 6 sep (EFE).- El jefe del Pentágono, Donald Rumsfeld, aseguró hoy que la catástrofe provocada por el huracán "Katrina" no cambiará los planes militares de Estados Unidos en la guerra contra el terrorismo en Irak y Afganistán.

"Tenemos las fuerzas, la capacidad y la intención de llevar a cabo la guerra contra el terror y responder, al mismo tiempo, a la crisis humanitaria sin precedentes aquí en casa", dijo Rumsfeld en rueda de prensa junto al jefe del Estado Mayor Conjunto, el general Richard Myers.

"Podemos y haremos ambas" cosas, añadió el secretario de Defensa tras subrayar que aún hay más de 300.000 efectivos de la Guardia Nacional del Ejército y la Guardia Nacional Aérea disponibles en caso de necesidad.

El jefe del Pentágono hizo estas declaraciones en respuesta a varias preguntas sobre las críticas de quienes acusan al Gobierno de haber actuado tarde y escasamente en relación con el huracán "Katrina" debido al esfuerzo militar que se está haciendo en el exterior, especialmente en la guerra de Irak.

"Cualquiera que diga eso no comprende la situación", puntualizó Rumsfeld.

Según los datos facilitados por el general Myers, actualmente son más de 58.000 los efectivos militares y de la Guardia Nacional que apoyan las labores de emergencia en los estados devastados por el huracán.

Las tropas que cumplen su misión en Irak son unas 140.000, mientras que en Afganistán hay otras 20.000.

En el caso de "Katrina", Rumsfeld destacó que ya habrá mucho tiempo para analizar la respuesta del Gobierno y lo que funcionó bien o no. Ahora, dijo, la prioridad es "salvar vidas y estabilizar la situación".

"Este Departamento está decidido a proporcionar la ayuda que sea necesaria, tan rápido como podamos, para respaldar al Departamento de Seguridad Nacional" en las labores de ayuda y reconstrucción de las zonas devastadas, indicó.

Según el jefe del Pentágono, no es la primera vez que EEUU hace frente a desastres naturales y puso como ejemplo los ocurridos en San Francisco y Chicago.

"Estas ciudades sobrevivieron y crecieron en épocas en las que este país no era tan rico ni competente como somos hoy", subrayó.

Myers puntualizó que en tragedias de dimensiones como la que se está viviendo en Luisiana y Misisipi, "nunca se puede ser perfecto", por mucho que lo intenten los ciudadanos y las autoridades de los estados afectados. EFE