Rusia afirma satélite agencia europea cayó cerca de Polo Norte

Por sábado 8 de octubre, 2005

Moscú, 8 oct (EFE).- El satélite meteorológico CryoSat lanzado por la Agencia Espacial Europea (ESA) desde el cosmódromo ruso de Plesetsk cayó en las aguas del mar de Lincoln, cerca del Polo Norte, según informó el general Oleg Gromov, comandante adjunto de las Tropas Espaciales de Rusia (TER).

El satélite dejó de responder a las comunicaciones del centro de control de Plesetsk a los seis minutos del lanzamiento 15:08 horas GMT, porque el cohete lanzador Rokot no llegó a separarse del satélite, agregó Gromov, citado por la agencia oficial Itar-Tass.

La caída del satélite en el mar se produjo dos horas después del lanzamiento desde Plesetsk, que se encuentra 800 kilómetros al noreste de Moscú.

No obstante, la Agencia Espacial Europea (ESA) insistió desde Darmstadt (Alemania) en que desconoce dónde está el satélite meteorológico, aunque no confirmó que explotara tras su lanzamiento.

Según los expertos rusos, los análisis preliminares apuntan a que la parte delantera o nariz del cohete no pudo separarse debido a un fallo en su sistema de control.

Según la ESA, el satélite CryoSat debía desprenderse de la última etapa del lanzador Rokot, llamada Breeze, una hora y media después del lanzamiento y que la base belga de Redu debía haber recogido la primera señal.

Tras esta maniobra, el satélite debía situarse en la órbita polar desde la que dar vueltas a la Tierra a una altura de 720 kilómetros para realizar las mediciones con sus dos radares interferométricos y observar las modificaciones en las superficies de hielo polares.

El jefe de la empresa de cohetes espaciales Krunichev, que fabrica los Rokot, Alexandr Medvedev, ya presentó "sus disculpas a los clientes extranjeros".

Con todo, el general ruso negó que la caída del satélite en las aguas cercanas al Polo Norte pueda asestar daño ecológico alguno a la zona.

Las TER han creado una comisión de emergencia para analizar lo ocurrido, aunque exculpó por adelantado al equipo de lanzamiento de Plesetsk, cuya labor calificó de "excelente".

Sea como sea, hasta que se aclaren las causas del accidente, "los lanzamientos de los cohetes portadores Rokot serán aplazados", señaló Gromov.

Rusia tenía previsto lanzar un satélite de comunicaciones norteamericano Compsat 2 el próximo 27 de diciembre a bordo de un cohete lanzador Rokot.

CryoSat debía medir durante tres años, con una precisión desconocida hasta ahora, los cambios de espesor y extensión en las capas de hielo de los casquetes y los océanos del Polo Norte y del Polo Sur.

Los datos acumulados por este satélite permitirían saber a los científicos si el cambio climático, sobre todo el calentamiento del Planeta, afecta a los casquetes polares y al deshielo observado en los últimos años en esta zona, sobre todo en el Artico.

Los expertos aseguran que todavía no se sabe la causa de que las capas de hielo de la Tierra hayan reducido su tamaño de una forma que consideran ya preocupante y si este hecho va a contribuir a elevar el nivel del mar.

El clima cambia de forma natural en la Tierra y también en las zonas polares, por ello los científicos todavía no pueden asegurar que la pérdida de hielo se deba al calentamiento ocasionado por el ser humano ya que también puede deberse a una variabilidad natural de las temperaturas.

No obstante, consideran que hay cada vez hay más indicios de que existe un cambio climático, en concreto, un evidente calentamiento global como consecuencia del efecto invernadero que produce la combustión de combustibles fósiles.EFE