Rusia no disminuirá las ventas de armas a Siria e Irán

Por miércoles 30 de noviembre, 2005

Moscú, 30 nov (EFE).- Rusia no disminuirá las ventas de armas a Siria e Irán, países acusados de patrocinar el terrorismo por Estados Unidos, aseguró hoy Alexandr Dénisov, primer subdirector de la agencia para la cooperación técnico-militar de Rusia. "Hasta que haya sanciones por parte de la ONU, nada cambiará. Primeramente, debemos pensar en nuestros intereses nacionales", señaló Denisov, cuya agencia gestiona las ventas de armas a otros países, citado por la agencia Interfax.

El funcionario denunció los intentos de expulsar a Rusia de todos los mercados de armas, particularmente de los países denostados por Estados Unidos.

"Debemos resistir. Los dirigentes rusos deben asumir una postura pragmática: debemos estar presentes donde es rentable", subrayó.

Denisov recordó que "en Siria, Rusia cuenta con un gran mercado, ya que el 80 por ciento de las armas con las que cuenta Damasco son de fabricación soviética".

En cuanto a Irán, agregó, "es el mismo caso. Si hay sanciones, pensaremos en ello en interrumpir la venta. Dios quiera que no haya ninguna".

Por otra parte, Denisov auguró que las exportaciones de armas superarán los 5.000 millones de dólares este año.

El 50 por ciento de ese monto corresponde a la venta de armamento naval y equipos, un 30 por ciento a aviones, mientras sólo un 1 por ciento son armas de fuego.

Aunque la cooperación militar se redujo considerablemente durante los años 90 del pasado siglo, Rusia también vende armas a Corea del Norte, país considerado un "reducto de la tiranía" por la Casa Blanca.

Según el funcionario, en los últimos tres años las armas y la tecnología bélica rusa han tenido buena acogida en varios países de Africa y América Latina, como Colombia, Perú, Brasil, México y Uruguay.

Además, a algunos países de Europa Oriental "ya les pasó la euforia" por su acercamiento a la OTAN y vuelven a mirar a Rusia en busca de armas