Rusia podría renunciar a mundial de esquí por dopaje

Por Abraham Montero jueves 15 de diciembre, 2016

EL NUEVO DIARIO, MOSCU (AP) — Rusia está dispuesta a renunciar a la sede de eventos del campeonato mundial de esquí a campo traviesa como parte de sus esfuerzos para resarcir la maltrecha imagen del país por un amplio escándalo de dopaje.

Elena Valbe, presidenta de la federación rusa de esquí a campo traviesa, dijo que "sin duda" permitiría que la ronda final de la Copa del Mundo, programada para disputarse entre el 16-19 de marzo en Tyumen, sea cambiada a otro país si ayuda a generar buena voluntad para que Rusia pueda competir en los Juegos Olímpicos de Invierno de 2018.

"Estoy convencida de que ahora tenemos que pensar en que nuestro equipo compita en los Juegos Olímpicos", dijo Valbe el jueves a la agencia estatal de noticias R-Sport. "Una copa del Mundo es un asunto secundario".

Rusia está bajo la lupa después que un informe divulgado la semana pasada por el investigador de la Agencia Mundial Antidopaje, Richard McLaren, detalló un amplio programa de dopaje y encubrimientos patrocinado por el Estado. Entre los hallazgos, McLaren dijo que el dopaje involucró a 12 atletas rusos que ganaron medallas en los Juegos de Invierno de 2014 en Sochi.

El martes, la federación internacional de bobsled y skeleton anunció que el mundial de 2017 ya no se realizará en Rusia, como estaba previsto, porque varios atletas dijeron que no competirían en ese país.