Salud Pública invertirá RD$100 millones en vacunación de perros y gatos

Por admin miércoles 23 de enero, 2008

Más de doscientos mil perros y gatos de 16 provincias serán vacunados contra la rabia durante los próximos tres meses por la Secretaría de Salud Pública, reveló el doctor Nelson Rodríguez Monegro, sub secretario de Salud Colectiva, quien dijo, además, que entre 16 y 20 mil personas son agredidas anualmente por animales.

La revelación la hizo el doctor Rodríguez Monegro durante el acto de lanzamiento de la Jornada Nacional de Identificación, Cuidado y Vacunación en Caninos y Felinos, cuyo costo se estima en unos 100 millones de pesos.

Durante los días 8, 9 y 10 de febrero técnicos y personal de apoyo del Centro Antirrábico Nacional de Sespas, estarán vacunando perros y gatos simultáneamente en Boca Chica, Guerra y en todo el municipio de Santo Domingo Este.

Mientras que los días 15 y 16 y 17 del mes arriban mencionado ese estarán en las provincias de San Pedro de Macorís, Hato Mayor, El Seibo, La Romana, la Altagracia y Monte Plata.

Los días 22, 23 y 24 de febrero se trasladarán a las provincias de San Juan de la Maguana, Elías Piña y Monte Cristo, en tanto que los 27, 28 y 29 vacunarán en las provincias de Pedernales, Independencia y Dajabón.

El doctor Rodríguez Monegro dijo a través de un despacho de prensa de la Dirección Estratégica de Comunicación de la sespas, que el objetivo de la Jornada Nacional de Identificación, Cuidado y Vacunación de Caninos y Felinos que implementará esa cartera durante los próximos tres meses en las 32 provincias que conforman el país es romper con la cadena de transmisión de rabia de perro a humano.

Al acto de lanzamiento de la jornada asistieron, además del doctor Rodríguez Monegro, la representante en el país de la Oficina Panamericana de la Salud, doctora Cristina Nogueira, y el director General del Centro Antirrábico Nacional.

La rabia es una infección del sistema nervioso producida por un virus que se adquiere por contacto con la salida de animales infectados, especialmente perros. La enfermedad se transmite cuando ocurre una mordedura o por una lamedura del perro sobre mucosas y heridas superficiales en la piel de las personas.

Los signos que indican que un perro tiene rabia con falta de apetito o voracidad, agresividad o demasiada pasividad, se le eriza el pelo, trastorno en la marcha, ladrido ronco, babea, traga con dificultad los líquidos y finalmente se paraliza y muere.