Sammy Sosa es recibido por el Canciller Morales; Hablaron sobre su posible participación en Copa Mundial de Béisbol

Por jueves 8 de diciembre, 2005

El Secretario de Estado de Relaciones Exteriores, Ing. Carlos Morales Troncoso, recibió en su despacho a la estrella de las Grandes Ligas Sammy Sosa, quien dejó establecido que está dispuesto a participar con la República Dominicana en la Copa Mundial de Béisbol a celebrarse el año próximo.

El Canciller departió con el jonrronero, quien militó la pasada temporada con los Orioles de Baltimore. El Ministro de Relaciones Exteriores le auguró al pelotero el mayor de los éxitos en su carrera.

“Confío en que en la próxima temporada Sosa llegue a los 600 cuadrangulares, que es lo que esperamos todos los dominicanos”, Manifestó el Canciller a Sosa durante el encuentro en el que también participó el doctor Leonardo Matos Berrido, Presidente de la Liga de Béisbol, y Domingo Dahuajre, representante del destacado pelotero.

Morales Troncoso se definió como gran amigo y seguidor de la estrella del béisbol y lo definió como un embajador de nuestro país ante el mundo. Rememoró los momentos que ha compartido con él en sus prácticas y los juegos que ha presenciado.

Sosa expresó que está interesado en formar parte del equipo criollo para la Copa Mundial, pero que antes le gustaría firmar su contrato con algún equipo de las Grandes Ligas. “Sería un gran honor estar en el clásico mundial representando al país”, dijo.

Entre los jugadores dominicanos que ya firmaron la carta de intención se destacan Albert Pujols, David Ortiz, Miguel Tejada, Manny Ramírez, Pedro Martínez, Bartola Colón, Vladimir Guerrero, Alfonso Soriano y Adrián Beltré.

Sosa dijo que hay varios equipos detrás de su servicio, pero que aún no ha cerrado negociaciones, algo que puede ocurrir en cualquier momento.

Refiriéndose a su reciente actuación con los Orioles dijo: “Como todo atleta, tuve un año de altas y bajas, pero me siento bien física y mentalmente para retornar el próximo año y poner los números que todos esperan”.

La presencia de Sosa en la Cancillería creó gran revuelo entre su personal, con muchos de los cuales se tomó fotografías. También firmó autógrafos en pelotas de béisbol.