Sangre USA

Por Carlos Luis Baron domingo 23 de diciembre, 2012

El mundo de hoy, está al alcance de un golpe de computadora. A la vista, está el acontecer noticioso, pero también cualquier hecho, información o simple página, que auspicie la violencia o el sexo desmedido.

La mayor parte de la difusión de ideas mediáticas que tienen que ver con el sexo o la violencia desenfrenada, y que están al alcance de los dominicanos, vienen desde Estados Unidos.

Hay razones para ello, hay miles de dominicanos que residen en forma legal, o ilegal, en los Estados Unidos, lo que motiva a los dominicanos darle seguimiento a todo lo que venga de ese país.

El fanatismo por el Béisbol, donde juegan miles de dominicanos también es otra causa de interés, y la más urticante, es que hay un bombardeo de ideas y conceptos a través de la televisión, el cine, la webb, por donde quiera. La violencia sufrida en Estados Unidos alarma al mundo cuando toma caractrísticas tan macabras como eliminar a más de 20 niños; pero esa violencia va unida a la forma de vida de la sociedad actual norteamericana. No es toda la responsabilidad en la venta libre de armas.

Los dominicanos tenemos que poner mucha atención a la violencia norteamericana, para que hechos tan lamentables no se reproduzcan en el país, aunque haya patrones culturales y de vida totalmente diferente.

En la República Dominicana lo que lleva la mayor carga de frustraciones es el hambre, la miseria, la falta de empleo, no haber futuro a mano, en consecuencia, las pésimas condiciones de vida.

En Estados Unidos se buscan parámetros sicólógicos, formas de vida, frustraciones comunitarias o familiares, o la venta a la libre de armas de fuego.

La mayoría de los analistas que dan sus opiniones a los medios informativos hablan poco de que Estados Unidos, a través de su clase gobernante, levanta el estandarte de la violencia y el subyugamiento social, como forma de mantener su imperio y poderío.

La violencia que impulsan los norteamericanos con los países del tercer mundo, levanta también posiciones colectivas internas martirizadas por personalidades retorcidas por la sangre y en el desconocimiento de los derechos ciudadanos, que ahora levanta casa en su territorio.

Cierto que cualquiera puede comprar un arma de fuego, pero el rifle es un objeto inanimado, que sólo puede ser mortal, si quien los posee tiene rasgos de una personalidad desquiciada, o, como en el caso de la policía, lo útiliza para mantener el orden.

Siendo un poder único en el mundo, los Estados Unidos intervienen países, tumban gobiernos, y sus organismos de inteligencia eliminan a figuras políticas o dan Golpes de Estado de acuerdo a conveniencias económicas y sociales.

La sociedad norteamericana se sustenta en la violencia del imperio, por lo cual sus ciudadanos tambien estan siendo victimas de ese derramamiento inutil de sangre que sus soldados llevan a cabo, donde sus jefes ponen la mira.

Debe haber paz y respeto a los derechos humanos, a lo interno de los Estados Unidos, y entre todos los países y ciudadanos de la tierra.

Mi solidaridad con los norteamericanos que en estos días son víctimas de una violencia que no se justifica y no tiene razón de ser.