Santiagueros aspiran, freno a delincuencia, trabajo, reducción canasta familiar, energía eléctrica y más agua

Por viernes 15 de agosto, 2008

SANTIAGO.- El doctor Leonel Fernández Reyna será juramentado este sábado como presidente de la Republica para su tercer período gubernamental y segundo consecutivo, abriéndose grandes expectativas en torno a la gestión que emprenderá’ en este cuatrienio. En encuesta realizada por EL NUEVO DIARIO entre los santiagueros y las aspiraciones para el nuevo mandato del reelecto mandatario, los mismos expresaron que como puntos medulares de la sociedad dominicana, el ejecutivo tiene que enfrentar cinco males fundamentales que aquejan a toda la ciudadanía.

Frenar la delincuencia, creación de mayor cantidad de empleos, reducción del costo de la canasta familiar, así como de ofertar más horas de energía eléctrica y agua potable, son las aspiraciones de los Santiagueros para los venideros 48 meses de la agenda presidencial.

Manifiestan los santiagueros que, aquí’, como en toda la geografía nacional, los actos delincuenciales hace tiempo que se han convertido en cosa muy común, a cualquier hora del día y la noche, por lo que la población tiene miedo de hacer vida nocturna por temor a ser víctima de los antisociales.

Definitivamente no se puede seguir viviendo con un temor, dicen los habitantes de la capital del cibao, porque eso se traduce en una merma de todo el quehacer laborar, social, económico y recreativo de la ciudadanía.

Al enfocar la escasa oferta laboral, los Santiagueros dicen que, en parte, esto es un componente de la delincuencia, porque, aunque no existe excusa para delinquir, no es menos cierto que, una persona sin trabajo y con enormes responsabilidades familiares, es propensa a infringir la ley, por lo que demandaron del presidente de la República, implementar políticas para ocupar manos desempleadas.

En torno a la reducción de los precios de la canasta familiar, consideran que ya es tiempo para que el costo de los artículos de consumo diario y que en su mayoría son de factura nacional, se ajusten a reales costos, lo que solo puede conseguirse con la acción emprendedora del gobierno, ya que no se puede seguir permitiendo que los empresarios sean los que manejen a sus antojos algo tan vital como la alimentación del pueblo.

El tema eléctrico es analizado por los Santiagueros, como algo tan preocupante, como cada uno de los otros enjuiciamientos que preocupan a los residentes de esta ciudad, apuntan que, sin una energía eficiente y a costo razonable, no es verdad que puede haber desarrollo, y eso también tiene que enfrentarse en los próximos cuatro años.

Por último, creen los santiagueros que, el suministro de agua potable con regularidad, es otra de las fallas a enmendar, porque definitivamente no se puede vivir con carencia persistente de este líquido tan necesario para cada acto hogareño y comercial.