Schroeder advierte a Bush contra opción militar en Irán

Por Francisca Sanchez domingo 14 de agosto, 2005

Berlín, (EFE).- El canciller alemán, Gerhard Schroeder, advirtió al presidente estadounidense, George W. Bush, contra el uso de la opción militar en Irán y le exhortó a dejar que Europa siga explorando la vía de la negociación.

Bush declaró en entrevista con el primer canal de la televisión israelí que apoya la solución diplomática al contencioso iraní, pero que sin descartar otras opciones: "El uso de la fuerza es la última opción de cualquier presidente", dijo.

Durante un mitin celebrado en Hannover, el primero de Schroeder en su carrera a la reelección a la jefatura de gobierno por el Partido Socialdemócrata (SPD), el todavía canciller le respondía así: "Retira la opción militar de encima de la mesa".

Al resumir cuales serán los pilares de la política exterior de Alemania en el caso de repetir legislatura, Schroeder se saltó el guión para hacer una referencia al contencioso con Irán.

"He leído esta mañana que la opción militar está abierta. Y yo digo: Amigos europeos y estadounidenses, dejadnos reforzar las bases de la negociación. Está probado que la opción militar no sirve", dijo.

El paralelismo con Irak fue inevitable y hasta hubo coincidencia en las circunstancias, pues si esta campaña electoral arranca con la crisis de Irán, la del 2002 transcurrió en plena crisis de Irak.

Como hiciera hace tres años, Schroeder reiteró que Alemania está por la solución pacífica de conflictos, por el multilateralismo y por el desarrollo de los países más desfavorecidos.

Schroeder dijo seguir los acontecimientos en Irán "con mucha atención y preocupación" y cuestionó los esfuerzos del desarme.

El canciller destacó los esfuerzos del trío comunitario – Reino Unido, Alemania y Francia- en las negociaciones con Irán y opinó que ante el cariz que están tomando los hechos "se hace aún más necesario dejar que los europeos refuercen las bases para seguir negociando".

Schroeder arrancó los aplausos de los miles de simpatizantes que se congregaron en Hannover para respaldar al SPD y su candidato, quien, pese a la crisis diplomática que provocó Irak entre EEUU y Alemania, dejó claro que pertenece a la "Vieja Europa" acuñada por el secretario de Defensa estadounidense, Donald Rumsfeld.

La crisis de Irán es también uno de los temas que aborda Schroeder en la entrevista que publicará mañana, domingo, "Bild", y de la que hoy adelantó el diario algunos extractos.

"Estoy convencido de que la opción militar es altamente peligrosa", declara el canciller y añade: "por esa razón descarto, con toda seguridad, que un gobierno bajo mi dirección participe en una acción de esa índole".

Schroeder consideró esencial y en eso -dijo- hay coincidencia con Estados Unidos, impedir que Irán pueda construir armas atómicas.

Pero "en vez de hacerlo por la vía militar, que como hemos comprobado no sirve para nada, lo haremos por la senda de la negociación. Creo en la solución pacífica de conflictos", señaló.

El partido de Los Verdes, socio minoritario en la coalición de gobierno, suscribió inmediatamente después las declaraciones del canciller, y, a través de su co-presidenta, Claudia Roth, abogó por el uso de métodos pacíficos.

"Advertimos contra una nueva acción de desestabilización de la región y un política de la violencia", dijo Roth.

En su opinión, "cada paso hacia el uso de la violencia es un argumento más a utilizar por los fanáticos".

El eco de las declaraciones de Schroeder sobre Irán fue distinto en las filas de la conservadora Unión Cristianodemócrata (CDU), cuya posición durante la crisis de Irák fue contraria a la defendida por la coalición rojiverde y le proporcionó una imagen belicosa que no tuvo eco entre los votantes.

Temeroso de que la historia se repita, el experto en Política Exterior de la CDU, Friedbert Pflüger, acusó a Schroeder de querer convertir el caso Irán en tema de campaña electoral.

"Schroeder no debería intentar hacer de Irán un tema electoral", sostiene Pflüger una entrevista que publicará mañana, domingo, el diario Welt", y en la que. tras mostrar el apoyo de la CDU a los esfuerzos diplomáticos en curso, dice: "nosotros no vemos realista una opción militar". EFE