Seccionales Políticas después de Trujillo

Por Carlos Luis Baron domingo 16 de diciembre, 2012

“La finalidad era que si se perdía la dirección interna, se podría contar con una dirección externa fuera del alcance de los medios represivos referidos”

Ya no es necesario repetirles el que este trabajo es un continuación “Del origen de las Seccionales Políticas al día de hoy”, y aquí tenemos que empezar diciendo que con el derrocamiento de la tiranía Trujillista, solo fue cuestión de días para que se diera inicio al desmantelamiento de las estructuras partidarias de seccionales del exterior, iniciándose así una nueva era en su papel político. Ellas siguieron siendo importantes, pero dirigidas desde el país, esta vez para presionar a los grupos recalcitrantes y oligárquicos que se oponían fieramente a producir los cambios necesarios parar la convivencia democrática de los partidos políticos ya instalados en el país y los remanentes del Trujillismo.

Por décadas, lo que siguió fue la lucha interna con diferentes matices, y las Seccionales conceptualmente cambiario sus papeles en función de requerimientitos circunstanciales, pero enmarcada o teniendo como base comunidades – ya visualizadas – que trabajaban en el orden solo para regresar a su país, y los partidos políticos que la utilizaban en forma organizada para seguir presionando en la lucha al interior de los conflictos de la lucha política

En el caso particular del PLD – en la década de los años 70 – se dio un caso, creo que fue más político que social, en el marco de la confrontación de la guerra fría para el cambio del sistema, y se pensaba que en cualquier momento podía haber una ruptura con la dirección política en el país, es decir el PLD podría pasar, por el aumento represivo del estado dirigido en ese entonces por Balaguer, a la clandestinidad, entones fue por razones políticas – insisto, no sociales – que por primera vez se pensó en darle de nuevo vida orgánica ( institucional) a una representación de seccional, es decir convertir una partícula en una parte importante, es decir, de un órgano a un organismo. La finalidad era que si se perdía la dirección interna, se podría contar con una dirección externa fuera del alcance de los medios represivos referidos.

Este paso, por lo tanto, estaba sustentado en criterios políticos no sociales, porque hasta ese momento las comunidades en el exterior no tenían ni quería organizarse sobre la base de un organismos políticos externos. No había una base material en el exterior ( económica y social) que sustentara esta propuesta. Obviamente que hablamos de los finales de las décadas de los años 70 y discurrir de los años 80

Hay una etapa que debemos mencionar, que tomó cuerpo en el referido período y hasta en los 90s coexistía con las demás realidades que se venían dando en el seno de nuestra sociedad en el exterior, principalmente en el PLD, y era el de apoyo económico, la entidad política servia además como fuente de financiamiento, y su autoridad moral y de respeto ante la jerarquía política del PLD era inmenso, generada en gran parte por los aportes financieros, no así por la aceptación formal de un organismo político deliberante.

Debemos destacar también aquí que Juan Bosch sí sentía que había una obligación moral y material diferente a este tipo de valoración, mas allá de estas consideraciones, porque ya el intuía el proceso económico y social de la transnacionalización, y que mas adelante trataremos para explicar que el PLD y todos los partidos políticos dominicano de la actualidad no representa realmente sus comunidades del Exterior.

Volviendo atrás, cuando me refería al PLD y no al PRD y al PRSC, es porque ya estos dos últimos habían alcanzado el poder, logrando con esto la acumulación originaria como empresas políticas y no necesitaban de la ayuda externa para financiar sus “proyectos políticos”, el de muchos de sus dirigentes.

Como se puede ver, ya en el 1996, tanto el PRD como el PRSC, ambos había pasado por el gobierno, y es en 96 cuando el PLD asciende al poder por primera vez. Pero ese es otro tema y ya se me acabo de nuevo el tiempo, por lo que continuaremos en el siguiente con estas reflexiones.