Secretaria de Cultura rendirá tributo a reconocidos artistas nacionales

Por miércoles 23 de noviembre, 2005

La Secretaría de Estado de Cultura reconoce a reputados músicos criollos en un acto celebrado de este martes 22, en el que se dejó inaugurada la Plazoleta de los Músicos en la Plaza de la Cultura Juan Pablo Duarte. La actividad forma parte de los actos conmemorativos del Día de Santa Cecilia, Patrona de los Músicos.

El Secretario de Estado de Cultura, licenciado José Rafael Lantigua indicó que la cartera que dirige reconoce a los músicos clásicos, Aura Marina del Rosario, Aída Bonelly de Díaz, Floralba del Monte Soñé, Manuel Simó, Rafael Sánchez Cestero, Bienvenido Bustamante, Vicente Grisolía y Carlos Piantini.

Además a los compositores, instrumentistas y compositores de música popular, Félix del Rosario, Ramón Antonio Molina (Papa), Juan Lockward, Bievenido Brens, Lope Balaguer, Elenita Santos, José Lora, Arístides Inchaústegui, Jorge Taveras y Ñico Lora.

La Plazoleta del Músico está colocada en el ala sur de la Plaza de la Cultura Juan Pablo Duarte y se colocarán placas con los nombres de los homenajeados. Al comentar la iniciativa, Lantigua explicó que los artistas citados han hecho aporte significativos a la cultura dominicana. “Con su música han contribuido a la difusión cultural de nuestro pueblo y entendemos que la mejor forma de festejar el Día del Músico es precisamente rindiéndole tributo a quienes están vivos y a exaltando la memoria de los que han desaparecido físicamente”, dijo el Secretario de Estado de Cultura.

Argumentó que cada uno de los homenajeados cuenta con una sólida reputación y que en sus respectivas áreas han dejado su impronta. “El legado de estos hombres y mujeres ha sido valioso para las presentes y futuras generaciones”.

Con el reconocimiento, la Secretaría de Estado de Cultura da seguimiento a su política de ponderar en su justa dimensión, a figuras del quehacer cultural que en su trayectoria han logrado trascender por sus obras. En septiembre próximo pasado, la SEC inauguró en la ciudad de Santiago en la Plaza del Gran Teatro del Cibao, una Plazoleta dedicada a los Músicos y otra dedicada a los escritores de esa misma ciudad.