Secretaría de Educación cancela a dos maestros que embarazaron estudiantes en Dajabón

Por admin miércoles 26 de marzo, 2008

La Secretaría de Estado de Educación dispuso la cancelación de dos maestros que embarazaron a estudiantes del centro educativo San José, del municipio Restauración, provincia Dajabón, “por incurrir en faltas graves en el ejercicio de la profesión docente”.

La separación del sistema educativo nacional de los docentes Rolando Espinal, técnico de la Dirección Distrital de Educación en Restauración y director interino del centro educativo San José, y Leonardo Castillo, profesor del mismo plantel, se produjo luego de que una comisión de la cartera educativa investigó una denuncia hecha por el párroco de Loma de Cabrera, David Pantaleón.

Las autoridades educativas consideraron que los referidos maestros violaron normas éticas y morales contenidas en la Ley General de Educación 66-97, La Ley de Servicio Civil y Carrera Administrativa 14-91 y el Reglamento del Docente.

Particularmente establecieron que ambos violaron el artículo 157 del Reglamento del Docente que considera como hechos graves el “incurrir en actos lesivos a la moral o que promuevan el escándalo público en la institución (la Secretaría de Estado de Educación) o cualquiera de sus dependencias, dentro o fuera del horario de trabajo”.

El precepto legal también establece como falta grave la realización de “actos incompatibles con el decoro, la moral social, el desempeño del cargo y el respeto y lealtad debidos a la administración pública y la colectividad”.

La comisión designada por la titular de Educación, licenciada Alejandrina Germán, y que estuvo encabezada por el director de la Dirección Regional de Educación de Monte Cristy, licenciado Samuel Molina, se entrevistó con autoridades educativas, todos los implicados en la denuncia hecha por el párroco de Loma de Cabrera y representantes de la Asociación de Padres, Madres y Amigos de la Escuela. Germán ha reiterado en diversas ocasiones que su gestión no permitirá que queden impunes violaciones éticas y morales en el sistema educativo dominicano.