Senado conocerá pronto ley sobre sueldos a cónsules generales RD

Por lunes 10 de octubre, 2005

NUEVA YORK._ El Senado de la República Dominicana conocerá pronto el ante proyecto de ley que eliminará el 25% de beneficio a los cónsules generales del país y los colocaría como empleados a la par de quienes sirven al estado desde diferentes posiciones, con un sueldo. La información la ofreció a EL NUEVO DIARIO el ingeniero Ramón Alburquerque, presidente del Partido Revolucionario Dominicano (PRD) y senador por la provincia de Monte Plata.

El dirigente perredeísta, quien estuvo recientemente en Nueva York, sostuvo que los legisladores de su partido, están exigiéndole al presidente Leonel Fernández y al gobierno, eliminar las altas comisiones de que las disfrutan muchos funcionarios, como una de las condiciones para aprobar la Ley de Reforma Fiscal. Alburquerque, criticó aquí la cantidad excesiva de vice cónsules, auxiliares consulares y funcionarios de las Naciones Unidas y dijo que todo lo que sea abuso contra la población, será eliminado.

“Estamos pidiendo que se eliminen los cobros indebidos para fiscalidad sin fundamento, porque el único que puede establecer impuestos es el congreso”, añadió.

Dejó entrever que dentro de esos cobros indebidos está el jugoso porcentaje que cobran los cónsules generales y a los cuales, en algunos estados norteamericanos y países, los convierten en millonarios en un año.

“Nosotros estamos pidiendo que esos cobros indebidos se eliminen y estamos trabajando para eso”. Acerca del ante proyecto de ley para dotar de sueldos a los cónsules generales, Alburquerque explicó que la pieza se sometió recientemente.

“Se estudiará esa ley y claro que sí, que será aprobada”, concluyó diciendo el presidente del partido blanco.

Las comisiones de las que disfrutan los cónsules generales, entre ellos los de Nueva York, Miami, Boston, Puerto Rico y Haití, ha producido enfrentamientos internos en los propios partidos tradicionales y la posición específicamente en los sitios mencionados, se ha convertido en una especie de preciado botín económico en las campañas electorales.

Posiblemente, posición de cónsul general en ciudades como Nueva York, sea uno de los puestos más codiciados por los dirigentes políticos dominicanos, quienes mantienen una permanente puja por estar cada quien más cerca de los candidatos con mayores posibilidades, para ser tomados en cuenta el cargo.