Serán sometidos a la justicia los que activen celulares robados

Por viernes 14 de octubre, 2005

El acelerado crecimiento experimentado por las telecomunicaciones en nuestro país, fortalecido por una legislación que liberaliza y moderniza las medidas de regulación, adaptándolas a los parámetros internacionales como los prescritos por la OMC y la UIT, crea el marco legal propicio para incentivar la competencia y convertir este sector en un importante motor de la economía

Esta realidad ha permitido que los recursos tecnológicos de información y comunicación sean más accesibles al público, que frente a una sociedad cada vez más globalizada precisa estar informado e interconectado. Una de las herramientas más demandadas es el teléfono móvil. La última estadística ofrecida por el INDOTEL, refleja la existencia de 3 millones, 106 mil 972 unidades de celulares, esa cantidad significa un crecimiento de un 23% en el segundo semestre del año. El acceso a este servicio se ha masificado de tal manera que cualquier persona, sin importar su condición social es usuario del equipo. La masificación señalada ha incentivado el robo de estos equipos celulares para luego venderlos. El Instituto Dominicano de las Telecomunicaciones-INDOTEL- ha dispuesto una serie de medidas con el objetivo de, no sólo desincentivar esta práctica sino también, sancionar a los autores.

El Consejo Directivo del INDOTEL dictó en fecha 29 de octubre de 2002, la Resolución 092-02, mediante la cual exige a todas las empresas que comercialicen estos productos cumplir con el procedimiento que permite registrar las pérdidas o sustracciones reportadas por los clientes. Del mismo modo la Resolución referida dispone como requisito previo a la activación de un equipo la consulta del registro establecido por el INDOTEL. De conformidad con esta resolución, las entidades que activen los celulares consignados en dicho registro serán sancionadas.

Asimismo, el INDOTEL junto al Departamento de Investigación de Crímenes y Delitos de Alta Tecnología de la Policía Nacional (DICAT) y el Ministerio Público, dispuso una ¨estricta vigilancia¨ en todos los puntos de venta y activación de teléfonos celulares que no estén ligados a las empresas telefónicas, a fin de detectar a todas las que activen teléfonos celulares robados.

En cuanto a la activación de los equipos móviles prepagados, en la actualidad el Consejo Directivo está elaborando una Resolución para establecer un registro en las empresas comercializadoras de estos productos, donde se consignen los datos de los usuarios, con la finalidad de poder ubicar a las personas que utilicen estos equipos para fines delictivos. (ojo)

Para el éxito de todos los mecanismos establecidos y los que se pondrán en marcha es indispensable la colaboración de los usuarios. Son estos los que deben notificar al INDOTEL y a la empresa con la que contrató el servicio, así como reportar a la Policía Nacional la sustracción o extravío de su aparato celular. Es con el concurso de todos los actores del sector que lograremos combatir y frenar esta actividad delictiva.